Observatorioenlinea

Un Mesías para Veracruz

Un Mesías para Veracruz

El triunfo del Bronco, Jaime Rodríguez Calderón, en Nuevo León, repercute en el ánimo del ciudadano que ya ve en las Candidaturas Independientes un remanso entre tanto partido político y por supuesto, también entre tanto “grillo”.

Pero la “fiebre” por el “independentismo” parece que permea más allá del ánimo ciudadano, y ya alcanzó a más de un político, como es el caso de Uriel Flores Aguayo, diputado federal que en dos meses se quedará sin chamba.

Y es por eso, porque en dos meses deja el “hueso”, que uno cree que el mismo legislador ya se anda buscando quehacer para poder entretenerse… o en el peor de los casos, es que siguiendo su misma indicación, después del proceso electoral del pasado domingo, ¡todavía ande a medios chiles!

Uriel Flores Aguayo anunció en céntrico café de la capital jarocha, la cruzada que en breve ha de iniciar para buscar al Mesías que libere a los veracruzanos de tanto “más de lo mismo” ahora que se aproxima la renovación de la Gubernatura en este 2016… ¡Aleluya, aleluya!

Su idea es buscar un “candidato independiente”, que cumpla con el perfil democrático que ansía nuestra política estatal…

De paso, descarta las intenciones de Renato “Bronco” Gómez, quien viene desde hace rato tratando de permear a Veracruz con su figura y pretensiones de convertirse en el Guía Político de nuestro estado… y nos recordó Uriel que siempre habrá falsos profetas, como el mismísimo Marco Antonio del Ángel, el hijo de… los 400 Pueblos que también anda en las mismas que el diputado sureño que busca a sus dobles.

Pero con esta cruzada, Uriel Flores Aguayo igual tacha las intenciones de un Héctor Yunes Landa, Pepe Yunes Zorrilla, Alejandro Montano, Paco Garrido, Alberto Silva Ramos y hasta un Erick Lagos Hernández, quien se aferra a sus más de 70 mil votos para vender caro su amor a quien quiera que le quite la oportunidad de ser el candidato a la Gubernatura este 2016…

Claro, Uriel Flores Aguayo ya tiene en mente a un Mesías de la Democracia que esté a la altura de un Bronco norteño: Ricardo Ahued Bardahuil.

El diputado local, famoso en Xalapa por sus tiendas que ya llegan a Perote, guarda en la capital veracruzana, una figura de respeto, honorabilidad y congruencia, que ha participado como candidato por el PRI en tres ocasiones: para la alcaldía, diputaciones federal y local.

La idea de Uriel Flores Aguayo no es mala, por lo que se podría descartar la hipótesis de que anduviera “a medios chiles”, salvo un ligero detalle: Ahued no deja de ser un buen producto local, centralista, concentrado en la Atenas veracruzana… su marca personal no rebasa las fronteras de nuestro universo capitalino.

Vamos, enarbolar a Ricardo Ahued con la bandera de “Independiente” cuando en tres ocasiones ha participado bajo las siglas del PRI es tan incongruente como considerar que el comerciante de los plásticos tenga un liderazgo social a prueba, tan es así, que jamás se le ha visto ser portador de causas sociales ni en la calle ni en la tribuna.

Los “Urielistas” y “Ahuedistas” podrían decir: “Pero ha votado en contra o se ha abstenido cuando no está de acuerdo con la mayoría de su partido”… sí, pero no ha hecho diferencia, no ha levantado la voz, no ha salido a las calles… simplemente ha cuidado su imagen.

Conste, Ricardo Ahued es un buen hombre pero está lejos de ser un líder social. ¿Qué implica esto? Sólo una cosa positiva para Uriel Flores Aguayo: tendrá mucho trabajo a partir de septiembre, cuando deje la curul, buscando a su candidato independiente… ¡ya amarró chamba!

 

smcainito@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.