Carta Abierta. Caso: recaptura y reinstalación de Guacamayas Rojas

Carta Abierta. Caso: recaptura y reinstalación de Guacamayas Rojas

He participado como coordinadora del trabajo de campo en el inicio del proyecto de Reintroducción de las guacamayas rojas en los Tuxtlas, teniendo como sitio de liberación la Reserva ecológica La Otra Opción (LOO), sitio seleccionado por la Dra. Patricia Escalante Pliego.

La liberación de las guacamayas fue el 14 de junio del 2014 y en octubre del mismo año por iniciativa de la Dra. Patricia el aviaro de pre-liberación fue desinstalado de LOO y llevado al parque eco turístico Nanciyaga que se localiza a un costado de la carretera rodea el lago de Catemaco con comunidades aledañas, para continuar allá con “SU” proyecto de reintroducción (sitio nada apto para esto ya que esta al lado de un camino y no hay selva alrededor!).

No tomando en cuenta las recomendaciones de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza de dar por lo menos un año alimento y refugio a los animales que se reintroducen. Así al tomar la decisión de cambiar el aviario la Dra. Patricia dejó desprovistas a las guacamayas de un lugar para refugiarse en el duro invierno que se siente en las partes altas de los Tuxtlas, justo unos meses después de su liberación!.

Estás al haber estado en contacto con humanos hasta el momento de su liberación y al sentir frío, lluvia y viento se han refugiado cerca de estos y ahora ella toma de pretexto de que las guacamayas están cerca de los humanos para querer llevarse del lugar de liberación a 15 guacamayas que viven libres y de las cuales se ha visto a dos parejas anidando.

El plan es que en los próximos días la Dra. y su equipo capturaran a las guacamayas para reubicarlas, no se sabe exactamente donde pero lo mas probable es que su plan sea llevarlas a ese eco parque Nanciyaga.

A todo esto ¿Porque capturar a las guacamayas que han vivido 11 meses fuera del aviario de pre-liberación, que se alimentan de frutos silvestres y han sobrevivido en libertad? ¿Por qué reubicarlas en un lugar menos apto, que esta al lado de una carretera y sin vegetación cerca? A los pobladores de la zona aledaña al lugar de liberación, lo que se les ha dicho en pláticas de sensibilización es que cuiden a la guacamaya. ¡Ojalá lo hagan y no permitan que se lleven a las guacamayas!.

Ya que si después de casi un año la mayoría de las 27 guacamayas que se liberaron viven y algunas están anidando esto es un buen indicio de que están enfrentando bien la vida en libertad aun cuando las han dejado a la intemperie en el frio y húmedo invierno.

Esta es una petición a la Dra. Patricia de dejar a las guacamayas que viven libres en la sierra Santa Martha en paz. 

Yo soy la bióloga Sarai Anaya y he colaborado en el proyecto rehabilitando, entrenado y liberando al primer grupo, mismo que duro dos años. No se me hace justo que se eche por la borda el trabajo de ese tiempo y que se saque a las guacamayas de lo que ahora es su hogar.

Siga con su pseudo plan de continuar la reintroducción en partes bajas de la sierra y deje que estas que ya están establecidas donde las liberamos! Déjelas en paz!

Leave a Reply

Your email address will not be published.