Observatorioenlinea

Gasolina, luz y corrupción

Gasolina, luz y corrupción

Es definitivo. Hoy después de cobrar mi quincena iré a llenar el tanque de gasolina de mi auto.

Reconozco que no lo hacía a tope por las leyendas urbanas de que si se rebozaba el depósito se podía derramar el combustible o emitir gases dañinos. Pero después del gasolinazo que viene este 1 de septiembre, me puse a investigar y son puros mitos, incluso, dentro de las recomendaciones para que nos salga más barata la gasolina es llenar el depósito antes de que esté por la mitad porque así el depósito no tiene tanto aire y evita la evaporación; además de que es mejor hacer la carga por la mañana ya que la temperatura es más baja y la gasolina más densa, y cargaremos más por el mismo precio. ¡Lástima que me pagan en la tarde!

Pero seamos realistas, no todos tenemos para llenar el tanque de gasolina y menos cuando la Magna costará 13.98 pesos por litro. Es decir, para llenar un tanque de 50 litros (un Tsuru) necesitaríamos 699 pesos. Tal vez el aumento de 2 centavos por litro no diga mucho para un mínimo sector de la población, pero al menos yo que cargo 40 litros a la quincena, pagaré casi 33 pesos más que en el mes de enero. El Diésel  se venderá en 14.45 pesos por litro, mientras que la gasolina Premium se mantendrá sin cambios  a 14.81 pesos por litro.

La explicación que da el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray es la misma que ha dado con los gasolinazos del 2016: “es por la reciente recuperación de la cotización del crudo así como a la estacionalidad que típicamente se observa en los precios internacionales de las gasolinas”, pero eso sí,  nos consuela: ¡Ya no subirá el resto del año! Pues claro que no, alcanzó el tope máximo estipulado para el año de 2016.

La luz también subirá otra vez en este año, aunque allí me siento “relativamente” tranquila pues mi consumo no es alto, siendo esta tarifa la que tendrá un incremento en el sector industrial y comercial entre 8.6 y 9.4 por ciento, así como el doméstico en septiembre de 9.3 por ciento, respecto al mismo mes del año pasado. Es decir, según el comunicado de la CFE, yo no pagaré más por electricidad, siempre y cuando no rebase mi tarifa de intermedio y me convierta en alto consumo.

Ahora, ¿por qué sube el pago de la luz eléctrica? La misma Hacienda contesta que: “es por los incrementos de los precios de los combustibles para generar energía eléctrica registrados en agosto de 2016 en comparación con julio de 2016”. En pocas palabras porque subieron los combustibles.

El consuelo podría ser que sólo el 2 por ciento de la población tiene una tarifa de alto consumo; es decir, no le pegará al 90 por ciento de la población restante; sin embargo, en Veracruz los empresarios de restaurantes y hoteles ya hablan de aumentar sus tarifas y precios, debido a que si no lo hacen, los aumentos les pegarán directamente a ellos. Pero no solamente a ellos, nos pegarán a todos y no precisamente por ir a comer a un restaurant u hospedarnos en un hotel, sino porque al subir la gasolina, todo sube.

Ante el malestar de empresarios y población en general, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray trató de calmar los ánimos diciendo que en el paquete económico del Presidente Enrique Peña Nieto que presentará este jueves al Congreso, tratarán de acelerar la transición al mercado libre de gasolinas, con la finalidad de que en 2017 no haya gasolinazos; así mismo, harán un ajuste al gasto (lo que debieron haber hecho desde que entraron) con la finalidad de no contratar deuda por primera vez en nueve años.

De cara a su informe presidencial, el Presidente Enrique Peña Nieto tendría un respiro ante el malestar social si actúa mediáticamente contra la corrupción de quienes hoy, aparte de él, están en la mira del juicio popular y tiene para escoger… Quintana Roo, Veracruz o Chihuahua… ¡o por qué no! ¡Hasta los tres!

 

E mail caballero_brenda@hotmail.com