Observatorioenlinea

MORENA, chapulines de la política al dejar congreso por alcaldías

MORENA, chapulines de la política al dejar congreso por alcaldías

OBSERVATORIO
Por Luis Manuel Toto Pólito

La justificación de Morena después que diputados locales por Veracruz, incluido uno de ellos, pidieran licencia para contender por alcaldías, no ha caído del todo bien entre ciudadanos, quienes expresan que han fracturado la raíz de su partido, y han empezado a transformarse en lo que tanto han odiado a través de sus discursos.

Máxime cuando a Andrés Manuel López Obrador se le han salido de las manos sus postulados veracruzanos, que llegaron gracias al voto ciudadano y la confianza que inspiraban.

Y es que el coordinador de la fracción de Morena en el Congreso del Estado, Amado Cruz Malpica, justificó este martes que al menos 4 diputados locales: los panistas Hipólito Deschamps Espino Barros y María del Rosario Guzmán Avilés, al priista Carlos Vasconcelos y la diputada de su partido, Eva Cadena Sandoval, solicitaran licencia al cargo, a tres meses de distancia de rendir protesta, para ir por una presidencia municipal.

Malpica subrayó que “serán los electores los que valoren si dieron resultados en ese lapso, y los respalden o no con su voto en las urnas”, esta fue su justificación.

Pero el fondo no es sólo pedir permiso y retirarse; el pueblo confió en ellos para “abanderar cambios verdaderos” y no para unificarse a conceptos que han sido retrogradas desde hace décadas, que han llevado a México a la debacle política.

Una de estas malas concepciones acuñadas es dejar puestos por otros en medio de las funciones que ya desempeñan algunos políticos, Morena ha caído en la tentación y sucumbió.

Son chapulines, esto se pudo esperar de los priistas y quizá de los panistas, pero de los morenistas, el partido que ha crecido inmerso dentro de un manejo mediático de honestidad y valores puros, que se consagró al pueblo midiendo voces para no caer en lo que la élite política hacía, ahora está evolucionando, y esta renovación vislumbra que en Veracruz ya no hay más sorpresas; todos son lo mismo.

Intrínsecamente se nota que los morenistas añoran nuevos cargo y seguir viviendo del erario público, si ellos se postularon para un puesto deben concluirlos, retornándole la confianza a la ciudadanía no quitándosela, realizando un buen trabajo estando en sus curules no yéndose de ellas.

La crítica es general: están viendo oportunidades y buscando trampolines para ocupar espacios, dejando rezagadas reformas sociales, enfocándose a nuevos parajes de elección popular en medio de un lucha social que han abandonado personalizando proyectos.

Tal parece que MORENA está destinada a convertirse en lo que tanto odia; la deshonestidad, la corrupción, el cacicazgo, el concubinato político de la desfachatez, ya dieron el primer paso.

Su involución poco a poco los desnaturalizará del camino de la soberanía y la república amorosa, al menos en Veracruz ya se está alejando gracias a líderes como Manuel Huerta Ladrón de Guevara, de quien se ha dicho mucho en contra y no se le ha puesto un alto.

Los compromisos que adquirieron con la ciudadanía se han perdido, Morena va perdiendo credibilidad poco a poco, y el pueblo tiene derecho a saber lo que ocurre en las entrañas del Movimiento de Regeneración Nacional.