Alcalde presuntamente ebrio pelea con policía en Coahuila

Alcalde presuntamente ebrio pelea con policía en Coahuila

*Oscar Flores Lugo, edil de San Buenaventura, ingresó en estado de ebriedad a la Dirección de Seguridad Pública Municipal para intentar liberar a unas personas que habían sido detenidas

Coahuila (El Universal).- Esta madrugada, el alcalde de San Buenaventura, el priísta Oscar Flores Lugo, llegó borracho a la Dirección de Seguridad Pública Municipal y protagonizó un escándalo.

Se peleó con el Jefe de la policía de “Fuerza Coahuila”, fue a dar al suelo y no logró sacar de la cárcel a tres “cuates” que acababan de ser arrestados en un bar.

Poco antes de las tres de la mañana, el edil arribó a la comandancia y ordenó al que estaba al mando que sacaran de las celdas a tres hombres, pero este no le hizo caso y le dijo que avisaría a su comandante por lo que el edil se enojó.

“El que manda aquí en San Buena soy yo, cab… Yo estoy autorizando que se vayan a la chin…”, le gritó.

 Todo fue grabado en un video, que se ha hecho viral en redes sociales, difundido por el periódico “El Heraldo de Saltillo” que lo compartió con EL UNIVERSAL.

Ahí se ve como al edil priísta, a quien le faltan 52 días para terminar su administración, se metió sin pedir permiso y acompañado de un sujeto hasta el área de celdas, donde el hombre señaló a tres de los recién arrestados en el bar La Roca y exigió a los oficiales que los liberaran:

“Estos van p’a fuera, p’ fuera”, repitió. Y se dio media vuelta y dio la misma orden al jefe del “Mando Único”.

Cuando el jefe policíaco le objetó y le dijo que avisaría a su comandante para que autorizará la salida de los sujetos, el alcalde se enojó: “No, no, no, el que manda aquí en San Buena soy yo, cab…”. El aludido, cuyo nombre no se conoce, no se dejó intimidar.

 ¡BÁJELE! Y LO MANDA AL SUELO

Cuando le respondió con maldiciones, el oficial se molestó y le pidió “Bájele, bájele…” (a su prepotencia) pero el edil se le fue encima y le metió un puñetazo. El oficial no se dejó y se defendió, por lo que se agarraron a golpes.

“Suéltame pen…” exigía el jefe de la comuna mientras le decía maldiciones, y el policía le ganó porque lo mandó al piso.

 Varios elementos intervinieron para parar la pelea y luego tuvieron que ayudar al alcalde a levantarse, quien debido a su estado se resbaló en dos ocaciones.

Después de que se le pasó la borrachera, el presidente municipal declaró a los medios que no demandará a los policías porque no lo conocieron.

¡LA PÓLVORA!

“La Pólvora” como el mismo se apoda, pues ha declarado que es tan terco que tardó 12 años para ser presidente y siempre que quiere algo lo logra, ha protagonizado varios escándalos. Hace como ocho meses su ahora ex esposa, Rosa Elia, lo acusó de haberla golpeado y de serle infiel. También aseguró que tenía relaciones íntimas con sus amantes en el despacho de la alcaldía, le inculpó de violencia familiar, alcoholismo, amenazas, maltrato, agresiones y lesiones, por eso se divorció de él, aunque Oscar Flores lo negó todo.

Cabe señalar que en los 38 municipios de Coahuila, la policía estatal lleva a cabo permanentemente operativos en carreteras, colonias, antros y todo tipo de negocios para detectar venta de drogas o actos fuera de la ley.

El bar en cuestión fue clausurado por falta de medidas de Protección Civil, y fueron tres los detenidos uno de los cuales, al parecer, es el dueño del negocio.

San Buenaventura es un municipio pequeño ubicado en la zona centro de Coahuila. Tiene más de 24 mil habitantes y las actividades económicas principales son la agricultura, ganadería, comercio y la industria artesanal.

Cuenta con “Mando Único” y a los agentes los cambian periódicamente para garantizar que son dignos de confianza, que no hagan nexos con la delincuencia y tienen prohibido el tráfico de influencias.