COLUMNA APUNTES, POR MANUEL ROSETE CHAVEZ “MEADE ES UN MEXICANO DEL QUE NOS SENTIMOS PROFUNDAMENTE ORGULLOSOS” RICARDO ANAYA

COLUMNA APUNTES, POR MANUEL ROSETE CHAVEZ “MEADE ES UN MEXICANO DEL QUE NOS SENTIMOS PROFUNDAMENTE ORGULLOSOS” RICARDO ANAYA

Fuera de control

 

Si lo decimos los periodistas es porque “no hay convenios”, luego entonces no hay que creerles; si lo dicen los representantes de los grupos de desaparecidos, igual, es porque extrañan a Duarte quien les daba lana, pero hoy que lo vuelve a decir (no es la primera vez) un Obispo, qué pero le encontrará el gobierno de la alianza PAN-PRD para restarle credibilidad.

Luis Felipe Gallardo Martín del Campo, obispo de la Diócesis de Veracruz, fue quien lanzó la alerta: “la inseguridad está fuera de control”.

Los hechos violentos no cesan en la entidad; por eso es que el jerarca católico afirma:

“Está fuera de control desde el momento en que siguen sorprendiendo de esa manera cruel e inhumana, el día que veamos que las cosas empiezan a disminuir, que ya hay estrategias eficaces, diremos que ya vamos de salida”.

En una entrevista que concedió el pasado sábado a los representantes de los medios de comunicación, el prelado habló del tema que más preocupa a los veracruzanos, la inseguridad que se respira por todos los rincones de la geografía veracruzana. Y con la información que ellos, los religiosos, poseen, siempre mejor a la del gobierno porque la recogen de voz de los ciudadanos, directa y sin maquillaje, mencionó dos zonas consideradas como “focos rojos de inseguridad”: Xalapa y Tuxpan.

Martín del Campo menciona a las víctimas, sus víctimas, sacerdotes que han perdido la vida en esta malograda lucha del gobierno panista veracruzano contra el crimen, en la que “seis o siete” curas han perdido la vida. Y hace un llamado a la sociedad en general para que se comprometa (no dice cómo) a contribuir en la lucha contra la inseguridad, pues según él “hace mucho compromiso ciudadano”, comentario que vemos como un intento por suavizar la curda crítica lanzada al gobierno de Yunes Linares, a quien se le salió del control la inseguridad, y eso es sinónimo de ingobernabilidad.

El regadero de cadáveres por todo el estado es el respaldo de lo que afirma el señor obispo.

 

Para el góber es lo contrario

 

El mismo día en que el obispo de Veracruz dijo su verdad, el pasado sábado, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares reconoció el cobro “por derecho de piso” a comercios de la entidad y llamó a denunciar este delito. Esto fue tras concluir la tertulia sabatina del Grupo Coordinación Veracruz en la que aseguró se detectó una disminución de los índices delictivos en las regiones de Veracruz… Vaya, vaya.

Como es costumbre, desde que se instituyeron estas inútiles reuniones del llamado Grupo de Coordinación Veracruz, tras el encuentro con los mandos castrenses y policíacos, el góber (en calidad de vocero) da una conferencia de prensa, y esta vez fue para reconocer que “el derecho de piso junto con la extorsión telefónica son actividades que se tratan de reproducir, que algunas organizaciones delictivas han venido tratando de establecer y lo que estamos haciendo es pedirle a los ciudadanos que no caigan en este ilícito, que denuncien y de manera eficiente la autoridad responderá para evitar que sean extorsionados de esta manera”.

A ver, a ver. El derecho de piso se instituyó desde el gobierno de Fidel Herrera Beltrán, en el de Javier Duarte se extendió y en el actual es generalizado. Ignoramos si se trata de la misma banda que inició esta actividad en la entidad o si, por la impunidad con que operan, hay quienes se han inspirado y por eso es que hoy hasta los boleros de los parques tienen que “pagar cuota” para que los dejen trabajar.

Es algo vergonzoso pero los veracruzanos convivimos con el problema. Desde los más caros restaurantes, tiendas y comercios, hasta los más modestos vendedores de chácharas, tienen que pagar, no solo al SAT y al estado sus impuestos para poder realizar sus actividades, también al narcoestado le tienen que dar, de lo contrario, o son ejecutados por oponerse al pago de “la cuota” o han tenido que bajar la cortina y escapar del lugar para evadir las criminales consecuencias de no pagar el derecho de piso al que se refiere el gobernante.

Lo que el gobernador pide a la sociedad, a los afectados, o sea, los comerciantes, es prácticamente imposible de hacer, o imposible. ¿Que denuncien a quienes los extorsionan con el cobro del “derecho de piso” para que la autoridad responda? Como si no supiera que denunciar equivale a darse un tiro en la sien junto con la familia, que muchos paisanos han pagado con su vida el negarse a pagar, enfrentarse a los delincuentes porque “no voy a trabajar para otros”, o por denunciar porque ante quien se hace da el pitazo y cuello.

Según el gobernante, ahora se trata de bandas delictivas que tratan de establecerse, como si no supiera que están con nosotros desde hace dos sexenios, debidamente establecidas y en funciones, que se los dejaron y ahí siguen. ¿A poco los jefes policíacos no los conocen? En el imaginario colectivo hay la idea de que hasta participan de las ganancias que obtienen a cambio de protección y no estarían extorsionando, como lo hacen, si no gozaran de impunidad.

Qué ganas de evadir la realidad a costa de tratar de vernos la cara.

 

Quién es el mejor capacitado

 

Claro que le asiste la razón al precandidato del PRI al gobierno del estado, José Francisco Yunes Zorrilla, quien el pasado sábado en Misantla convocó a los veracruzanos a hacer una reflexión: que al momento de tomar decisiones (votar), reflexionemos sobre qué queremos para Veracruz y quién está capacitado para enfrentar ese reto. Y es que, en términos llanos, si de experiencia y probada capacidad se trata, de los tres aspirantes a gobernar el estado los próximos seis años, él es el más completo.

Pepe Yunes dijo a los misantecos que, a lo largo de mucho tiempo y de recorrido en el ámbito público, ha aprendido que es desde la gubernatura desde donde se puede marcar la diferencia en los temas que les interesan a los ciudadanos, como la seguridad el desarrollo regional, económico y social, y la educación, los caminos, la salud y la seguridad social.

Y se fue a los ejemplos, a las pruebas. “Como diputado federal, nos hicimos presentes en una parte de los temas que a esta región le interesaba que fueran atendidos, pero no fue suficiente. Como Senador de Veracruz, pudimos hacer trabajo conjunto con los liderazgos de esta región. Ayudamos a los cafeticultores de todo el estado, incluyendo a los de Misantla, Yecuatla, Landero y Coss y toda esta zona serrana. Tuve la oportunidad de conocer la importancia de la ganadería. Con este sector tan importante para la vida económica de Veracruz, hemos generado acciones, pero tampoco es suficiente. Hemos tenido la oportunidad de hacer trabajo con los presidentes municipales, sin importar partido o región. Y aquí en Misantla, hemos logrado generar recursos que han servido para pavimentar sus calles. También hemos hecho presencia en el Tecnológico”.

Así, en cada lugar que ha visitado Pepe Yunes en esta jornada de precampaña hay obras en las que ha intervenido mediante la gestión de los recursos para su realización, por eso es que ningún municipio es ajeno a su desempeño, a su vocación de servicio. Y en virtud de esto es que comenta que con todo y el trabajo realizado a lo largo del tiempo, hay un punto de partida que no se mueve: “que esta zona (como todas las demás del estado) demanda más atención, que está solicitando más recursos y exige cercanía de sus autoridades para resolver de una vez por todas el problema de inseguridad, para dar oportunidades de crecimiento real a nuestros jóvenes, para que las mujeres puedan por sí mismas, sin ningún tipo de discriminación o barrera, realizarse en los ámbitos laboral, social y político”.

 

Reflexión

 

¿Alguien pondría en duda la existencia de un pacto celebrado en Los Pinos para, en caso necesario, uno de los candidatos al gobierno de Veracruz se sume al otro a fin de evitar que Cuitláhuac García Jiménez, de Morena, gane la gubernatura?