Observatorioenlinea

Asesinato de 3 soldados en Coyuca, “afrenta directa al Estado mexicano”: Sedena

Asesinato de 3 soldados en Coyuca, “afrenta directa al Estado mexicano”: Sedena

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El subsecretario de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Roble Arturo Granados Gallardo, afirmó que el asesinato de los tres soldados que resguardaban el rancho de Abel Montúfar Mendoza, candidato a diputado local del PRI ejecutado, representa una “afrenta directa” al Estado mexicano.

Por ello, anunció que el Ejército y las autoridades civiles se van a enfocar en detener a los responsables del crimen “para que sufran el castigo que la Ley establece”.

Así lo dijo esta mañana en el cuartel del 27 Batallón de Infantería en la ciudad de Iguala, donde se realizó la ceremonia luctuosa de los militares victimados, en presencia de sus familiares y autoridades civiles.

Durante su mensaje, el General de División Diplomado de Estado Mayor dijo que “no hay calificativos para aquellas personas sin escrúpulos que deliberadamente agreden de manera cobarde a quienes sirven con honor a los mexicanos”.

Y agregó: “No podemos, ni debemos permitir las acciones reprobables de las que ahora somos testigos. Son una afrenta directa a las instituciones nacionales, son una afrenta directa a todo el Estado mexicano”.

Granados Gallardo lamentó el crimen ocurrido hace dos días en la sierra del municipio de Coyuca de Catalán, donde un grupo armado asesinó a tres soldados durante una emboscada en la que también resultaron heridos tres militares; otros tres escaparon y posteriormente fueron encontrados vivos.

Los reportes oficiales indican que el personal castrense adscrito al cuartel del 34 batallón de Infantería con sede en Ciudad Altamirano estaban resguardando el rancho El Pozo, propiedad de la familia Montúfar en la sierra de Coyuca de Catalán. Hasta el momento se desconoce el motivo por el que se desplazaban a bordo de una camioneta particular sin placas cuando fueron emboscados.

Al respecto, el subsecretario de la Sedena dijo que “hoy más que nunca”, el país requiere de sus fuerzas armadas. Luego, anunció que en el ocaso de la administración del presidente Enrique Peña Nieto van a “redoblar esfuerzos para alcanzar la seguridad que merecen todas las familias mexicanas”.

Y remató: “Les manifiesto que actuaremos con la ley en la mano e irrestricto respeto a los derechos fundamentales de las personas para que, en coordinación con autoridades civiles, se dé con los responsables para que estos sufran el castigo que la Ley establece”.

fuente: proceso