Observatorioenlinea

Tercer mensaje del Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, desde Kuykendahl Place, en Houston

Tercer mensaje del Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, desde Kuykendahl Place, en Houston
Houston, TX., 21 de junio de 2018
Hola, buenas tardes. Seguimos aquí en Woodlands; ahora estamos en una plaza, en un centro comercial que se llama Kuykendahl Place, y aquí recuperamos un importante espacio para oficinas.
Es todo un piso: siete despachos, dos salas de juntas, una cocineta y baño. Este es un despacho que tiene un valor aproximado de 700, 800 mil dólares y, desde aquí, pensaban manejar sus negocios.
Seguramente, aquí, todos los cómplices de Duarte iban a tener oficina; está muy cerca de las casas de aquí de Woodlands. Les pido que vean la plaza, es una plaza impresionante.
El espacio que recuperamos es este primer piso, aquí arriba, donde ven que dice Craft and Grill; es un espacio completo, vamos a entrar ahora.
Y quiero decirles que me acompaña Rogelio Franco. Rogelio, que es el Secretario de Gobierno, fue parte importantísima en todo este proceso de recuperación y se lo quiero agradecer, en presencia de todos. Es un hombre honorable y un hombre comprometido con Veracruz. Me da muchísimo gusto haber hecho equipo con él, durante este tiempo.
Vamos a entrar y van a ver el espacio que se habían reservado para administrar sus negocios sucios.
Ellos pensaron que desde aquí podrían vivir con todo lujo, toda comodidad; tenían su casa a unos cuantos metros de aquí, podían tomar sus aviones para volar a México y hoy, pues varios de ellos ya viven cerca de Xalapa, en un lugar no tan hermoso como Woodlands; viven en Pacho Viejo, gracias a que llegó la justicia a Veracruz. Los invito, vengan.
Esta es la entrada del área de oficinas; tiene su elevador, pero vamos por la escalera, mejor. Está en el primer nivel, en el primer piso.
Y quiero agradecerle también a José Antonio Menéndez, quien es mi Secretario Privado, que la está haciendo de camarógrafo. Ha sido un hombre leal, comprometido, y me ha acompañado en todo este esfuerzo; gracias, José Antonio. Es más conocido como “El Caballo”, con todo cariño, así le decimos.
Es la suite 210 de Kuykendahl Place; vengan a ver esto.
Es un espacio para oficinas; aquí tiene una sala de juntas y tiene siete despachos más.
Me imagino que era uno para Duarte, otro para Karime, otro para Bermúdez, otro para Mota, otro para Harry Grappa; seguramente, así habían pensado, pero les cayó la justicia. Miren, acá hay otro más, desde aquí se ve la plaza.
Es una de estas plazas típicas de zonas de altos ingresos de Estados Unidos, donde hay prácticamente todo; hay restaurantes, bares, tiendas, hay de todo.
Aquí hay otro despacho, una sala de juntas muy amplia en este lugar, con una cocineta, está aquí; hay otro despacho más, tres despachos más, cuatro, en esta zona; aquí los pueden ver. Y aquí está el baño de mujeres, un baño para hombres, y un despacho un poquito más amplio.
Esta suite se estima que puede costar 600, 700 mil dólares. En este caso, debo decir que hay una hipoteca; es del Gobierno del Estado, y tenemos que descontar, del valor total, una pequeña parte que esa es la hipoteca, pero realmente lo que le queda al Gobierno y le queda a los veracruzanos es una cantidad enorme; yo creo que le van a quedar a Veracruz unos 12 o 13 millones de pesos.
¿Qué vamos a hacer?, lo vamos a vender y el dinero se va a utilizar en obras del Sector Salud; en alguna colonia popular que se requiera alguna construcción, alguna clínica, o para algún hospital, como el de Poza Rica, que está en malas condiciones y que requerimos invertirle más.
La verdad estoy bien contento. Nos ha costado un chorro de trabajo, muchísimo, pero el dinero de ustedes se lo habían traído a Texas. ¿Cómo es posible? Es increíble que hayan hecho lo que hicieron. Y vamos a seguirle, apenas es el principio.
Desde aquí, le digo a los que tienen casa aquí en Woodlands, que mejor la entreguen, porque en Pacho Viejo no viven bien; en Pacho Viejo, se vive como se vive en cualquier prisión.
Más vale que las entreguen por la buena, que las entreguen al Gobierno, y el Gobierno le va a dar el uso que debe tener.
Los que no quieran entregarlas, se va a proceder con toda severidad. De cualquier manera, tienen responsabilidades, se va a proceder; pero se va a proceder con más severidad todavía.
Es un buen día para Veracruz hoy; estoy bien contento. Ahora, vamos a ir a comer algo, porque no hemos podido ni desayunar. Y de ahí, de regreso a Veracruz, para seguir chambeando. Que tengan buena tarde.