Observatorioenlinea

Presentan técnica para “escuchar” cerebro en cirugía para extirpar tumor

Presentan técnica para “escuchar” cerebro en cirugía para extirpar tumor

El nuevo método mejoraría la precisión de la operación y reduciría el riesgo de alterar la función cerebral, en personas con gliomas de bajo grado en el cerebro.

México, 17 de octubre.- Científicos de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, desarrollan una técnica para “escuchar” el cerebro de un paciente durante una cirugía de tumor cerebral.

El nuevo método mejoraría la precisión de la operación y reduciría el riesgo de alterar la función cerebral, en personas con gliomas de bajo grado en el cerebro (tumores de propagación lenta pero mortal).

Este tipo de personas suele someterse a una intervención quirúrgica para extirpar la alteración patológica, sin embargo, la extracción de tejido cerebral puede ser arriesgada, pues no existe límite entre el cerebro y el tumor, por lo que este último se infiltra en el cerebro.

La extirpación del tumor puede llevar a la eliminación de partes vitales del mayor órgano del sistema nervioso central, cuyas consecuencias se ven reflejadas en el deterioro del habla, movimiento y la función que permite a las personas planificar, organizar y ejecutar tareas.

Antes de la cirugía, los pacientes serían sometidos a exámenes de imágenes de resonancia magnética, para identificar la ubicación exacta del tumor, y saber cómo es la comunicación de las diferentes regiones cerebrales entre sí.

El nuevo método desarrollado por el equipo de la Universidad de Cambridge y Addenbrooke’s Hospital, proporcionará a los neurocirujanos información en tiempo real sobre la actividad cerebral del paciente en la operación.

Los médicos se apoyarán en una copia en tercera dimensión (3D) del cerebro, con el sitio del tumor, lo que ayudaría a planificar la operación, así como, informar al paciente sobre los riesgos de ésta.

Con el nuevo procedimiento, una vez que se abrió el cráneo, el cirujano colocará electrodos en la superficie del cerebro para “escuchar” la actividad de éste.

Luego, un algoritmo informático analizará la información a medida que el paciente realiza una serie de pruebas cognitivas, esto ofrecerá retroalimentación en vivo al especialista, quien predecirá con mayor precisión un posible impacto de la extirpación de un área particular del tejido cerebral.

En una operación normal, los neurocirujanos abren el cráneo del paciente, el cual es despertado de manera posterior, para iniciar la exploración del cerebro.