Observatorioenlinea

Seguridad y justicia en Veracruz, en las peores manos

Seguridad y justicia en Veracruz, en las peores manos

Sin lugar a dudas, una buena parte de la responsabilidad por la creciente ola de homicidios dolosos en Veracruz, que han convertido a marzo en el mes más violento en la entidad y que ha inaugurado abril con la masacre de Minatitlán, debe atribuirse al exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, pero no cabe duda de que la actual administración ha mostrado una carencia exasperante de estrategias de seguridad para atacar de frente el flagelo heredado.

Yunes Linares, ni duda cabe, dejó crecer el problema de la inseguridad gracias a su ineficaz gestión de los cuerpos policiacos preventivos y al corrupto manejo de recursos públicos destinados al tema (las cámaras de videovigilancia es apenas la punta del iceberg), como por destinar la Fiscalía General del Estado, a cargo de Jorge Winckler Ortiz, a sus venganzas políticas y a generar carpetas de investigación contra sus enemigos electorales, listas para ser sometidas al escrutinio de los jueces en caso de que actuaran en contra de su partido.

La masacre ocurrida este viernes santo en Minatitlán, donde fueron acribilladas a mansalva 13 personas (cinco mujeres y ocho varones, un bebé entre estos) y mantiene hospitalizadas a cinco más, es evidentemente responsabilidad de la fallida vigilancia por parte de la Secretaría de Seguridad Pública y las fuerzas federales que, hace varios meses, se mantienen en la zona sur tratando de apagar un fuego que cada día parece crecer en lugar de ser abatido.

Pero también, obedece a la inacción absoluta por parte de la Fiscalía, cuyo titular sigue amurallado en sus oficinas de Xalapa, promoviendo conflictos con el gobierno de Morena por órdenes del exgobernador Yunes, en lugar de seguir el hilo de investigaciones criminales que ya habrían dado con las bandas criminales que se han enseñoreado en esta región de Veracruz, y cuyos actos delictivos no son nuevos. ¿Qué ha hecho la Fiscalía General para perseguir a delincuentes que han sembrado el terror en el eje Coatzacoalcos-Minatitlán? Absolutamente nada, y lo más terrible es que si no realiza su trabajo, las masacres podrían seguir siendo noticia nacional e internacional.

 Las benditas redes sociales

“La masacre de #Minatitlán debería servir de recordatorio de que la violencia del crimen organizado trasciende partidos, gobiernos, simpatías o antipatías políticas. Me entristece ver que en 12 años no hemos aprendido lo más obvio y elemental: esta guerra nos está matando a todos”. Gabriel Guerra C. @gabrielguerrac

 La masacre de Minatitlán pone de luto a Veracruz

Lo ocurrido en Minatitlán ha sido una bofetada para los veracruzanos. Ciudadanos indefensos, participantes en una fiesta privada, fueron ejecutados sin la menor oportunidad para defenderse. No fue, han dicho las autoridades policiacas, un ajuste de cuentas entre bandas rivales, entonces, fue la manifestación bestial de criminales amparados en la absoluta impunidad que campea en Veracruz y el país que saben perfectamente que pueden hacer lo que se les antoje porque no serán perseguidos ni castigados.

Por primera vez deben unir esfuerzos los cuerpos policiacos a cargo del gobierno de Cuitláhuac García Ortiz y los elementos ministeriales de la Fiscalía, que responde a los mezquinos intereses de un exgobernador como Miguel Ángel Yunes Linares, quien como una bestia herida no acaba por curar sus heridas políticas y se solaza con la desgracia de los veracruzanos.

¿Será necesaria la participación de la Fiscalía General de la República para que en la persecución de los delincuentes opere sin consignas político-electorales como lo hace la fiscalía local? ¿Qué voluntad podría mostrar el gobierno federal por atacar los efectos de una violencia criminal que ha convertido los primeros meses de 2019 en los más sangrientos de la historia reciente, con 8 mil 493 homicidios dolosos, si se ha centrado (como en el caso de Veracruz lo hizo el propio Yunes) en lo electoral en lugar de dedicarse de tiempo completo a gobernar y a tratar de resolver los problemas más ingentes de los mexicanos?

Este domingo y lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador anda por tierras jarochas. Mejor bienvenida no pudieron brindarle los criminales que operan en Veracruz, antes de presidir sus hasta ahora inútiles reuniones sobre seguridad. ¿A qué hora operará su tan anhelada Guardia Nacional, cuándo llegará a Veracruz a reforzar una policía estatal que en los últimos tres gobiernos (incluido el presente) ha sido debilitada, sus elementos castigados con menores salarios y obligados a pagar sus uniformes, vituallas e, incluso, buena parte de la gasolina para movilizar las patrullas?

¿Qué le dijo Andrés Manuel López Obrador a la prensa local al llegar este domingo al aeropuerto de Veracruz? Prácticamente nada. Según los reportes, guardó silencio al cuestionarle sobre la masacre de Minatitlán; solo señaló que recibió un “cochinero” en el país y que su administración trabaja para restaurar la paz y la justicia. Cuando mucho, dijo que su gobierno analiza la situación que existe en la República y también en Veracruz y sobre ello versará la reunión de seguridad que tendrá lugar este lunes en este puerto.

 Las benditas redes sociales 2

“La tragedia en Minatitlán debe hacernos recapacitar. Cada vez es más extensa la impunidad total. El Estado no aparece. La delincuencia opera con absoluta libertad. ¡Hagan algo, YA!!!! Mis condolencias a Veracruz. Nadie merece esto”. Jorge Berry @jorgeberry

 Marzo, mes más violento en Veracruz… ¿cómo será abril?

Según las cifras reportadas por la Fiscalía General de Veracruz al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el mes de marzo es considerado el más violento para Veracruz, al abrirse 195 carpetas de investigación por homicidio, 25 por feminicidio y mil 908 por robo, mientras que las abiertas por el delito de secuestro, comparadas con enero y febrero, han disminuido para pasar de 40 a 32 en marzo.

Famoso por haber disminuido los datos sobre delitos durante la administración que lo impuso, el de Miguel Ángel Yunes Linares, Jorge Winckler Ortiz se ha dado vuelo reportando todos los delitos e, incluso, calificando de feminicidios los que en su tiempo reportaba como simples homicidios para evitar una tercera alerta de género.

Las cifras del SESNP apuntan que en enero se registraron 174 homicidios mientras que en marzo dicha cifra que aumentó a 195 asesinatos, 129 de ellos dolosos.

Las cifras totales del primer trimestre del año revelan: 545 homicidios, 46 feminicidios, 111 secuestros, 46 denuncias por abuso sexual, 5 mil 273 robos.

 Las benditas redes sociales 3

“Un auténtico jefe de Estado expresa sus condolencias cuando una tragedia cimbra a su país. Asume que el dolor es colectivo, sin distinguir entre partidarios y oponentes. Así se comporta un estadista. Los grillos… pues siguen con grilla incluso en la tragedia. #Minatitlán”. Magpie @josehomero

 Funcionarios yunistas corruptos y en la impunidad

La semana pasada, en varios medios de comunicación apareció el auditor Lorenzo Antonio Portilla Vázquez, que preside el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) y parece tener el deseo de continuar en el cargo, dio a conocer las observaciones hechas a la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, solo de su primer año, 2017, y que alcanzarían observaciones por hasta mil 300 millones de pesos.

Son las observaciones que, sin contar con facultades legales para ello, dio por salvadas el diputado Juan Manuel de Unanue cuando presidía la Comisión de Vigilancia en la anterior Legislatura, y que parece se reactivarán para, de ser necesario, servir de base para denuncias penales en contra del propio exgobernador y miembros del que fuera su gabinete.

En una entrevista concedida al periódico Imagen del Golfo, Portilla asegura que la mayoría de los secretarios del gabinete yunista resultaron con observaciones en su cuenta pública y muchos no terminaron de solventarlas, desde pagos superiores a los establecidos, como el Impuesto a la Nómina, como obras inconclusas y adquisiciones sin bases no registro.

De todo ello, señala, tuvo conocimiento el entonces gobernador Yunes y cada funcionario observado fue informado de las irregularidades que habían cometido, algunas de las cuales podrían derivar en procesos más graves.

Menciona el caso de Espacios Educativos en que había obras sin terminar. En Salud, ejemplifica, se hicieron pagos al Impuesto sobre la Nómina de 5 por ciento, cuando debió ser de 3%, con un daño patrimonial de 15 millones de pesos; en Sedesol no se hicieron los registros para algunas adquisiciones y nunca fue sustentado el programa “Veracruz Comienza Contigo”.

El asunto más grave es el del sistema de videovigilancia, donde destaca la mala calidad de los equipos, mientras que el documento técnico no corresponde a la inversión efectuada. “No corresponde lo que se pagó a lo que se especificó en el análisis técnico; el contrato debe corresponder al trabajo y estamos revisando físicamente”.

La fecha decisiva para llevar estos posibles desfalcos al escrutinio de la Legislatura local y, en su caso, de jueces competentes, es junio o julio, al menos en lo que se refiere al sistema de videovigilancia, que significó una anormal erogación de mil 100 millones aproximadamente.

 Carlos Aceves se puso el overol

La semana pasada,  Carlos Aceves Amezcua, candidato a la Presidencia del CDE del PRI, y su compañera de fórmula y aspirante a la Secretaría General, Marilda Rodríguez, acudieron a las oficinas de la CROC en Xalapa. Ahí fueron recibidos por su dirigente Tomás Tejeda Cruz, quien manifestó su beneplácito porque un sindicalista como Carlos Aceves pueda dirigir al partido.

Aceves Amezcua dijo que aunque sus raíces sindicalistas provienen de la CTM, celebra que tanto ese organismo como la CROC se mantengan unidos cuando se trata de defender a la clase trabajadora. Añadió que, si bien el PRI ha cometido errores, nadie le puede negar que ha sido pieza fundamental en el crecimiento del país.

Después del evento, Carlos Aceves y Marilda Rodríguez se dieron tiempo para platicar “en corto” con trabajadores de la CROC que les plantearon propuestas para mejorar la vida interna del partido.

“Buscar el voto a voto de la militancia es una experiencia inédita y enriquecedora que no debemos dejar de lado. Que los priistas escojan a sus dirigentes nos permitirá crecer como políticos, y al PRI volver a catapultarse como el partido de las mayorías” dijo Aceves Amezcua al finalizar su encuentro con la CROC.