Observatorioenlinea

Cierran más de 300 clínicas urbanas del IMSS

Cierran más de 300 clínicas urbanas del IMSS

Más de 300 unidades urbanas del IMSS cerraron debido a la conclusión del proyecto Prospera y su transformación al nuevo Programa de Becas para el Bienestar de Educación Básica Benito Juárez; Doctores y personal de 18 estados denuncian despidos sin indemnización.

De acuerdo con publicación del diario El Universal, IMSS Bienestar ya no recibirá los recursos que Prospera proporcionaba al ramo 12 del Presupuesto de Egresos de la Federación, sino que ahora se entregaría a los beneficiarios, por lo que las Unidades Médicas Urbanas tendrían que dejar de operar.

Revela que según un documento del cual tiene copia, el cierre de las clínicas: “Los lineamientos a seguir para el cierre de operaciones y conclusión de los servicios que se proporcionaban a las familias beneficiarias de Prospera en las Unidades Médicas Urbanas”.

Señala que de acuerdo con el catálogo de infraestructura del IMSS-Bienestar, a nivel nacional existen 315 Unidades Médicas Urbanas distribuidas en 28 entidades federativas, las cuales su principal tarea era brindar servicios médicos a la población sin seguridad social que habita zonas urbanas marginadas; refiere que en cada una laboraban alrededor de uno o dos equipos integrados por un médico, dos enfermeras, un promotor de acción comunitaria, un administrador y una secretaria.

Retoma que el pasado 26 de mayo, al conmemorar el 40 aniversario de IMSS-Bienestar, Zoé Robledo, director general del instituto, mencionó que este programa cuenta con 4 mil 86 unidades médicas, de las cuales 15 son UMU, pero el funcionario no explicó qué ocurrió con las otras 300 unidades y que en este evento Robledo afirmó que no habría recortes de personal médico: “Porque es al que más tenemos que proteger. Allí es donde la gente reclama atención”.

No obstante las declaraciones y afirmaciones de Zoé Robledo, El Universal asegura el cierre de unidades en Puebla, Guanajuato, Morelos, Sonora, San Luis Potosí, Oaxaca, Chiapas, Hidalgo, Guerrero, Veracruz, Michoacán, Tlaxcala, Ciudad de México, Coahuila, Durango, Zacatecas, Estado de México y Campeche, donde empleados que trabajaron en estos centros por más de diez años denunciaron a El Universal que es una lástima el maltrato laboral que sufrieron al ser despedidos sin liquidaciones, remarcando que el cierre de estas clínicas afectará a los mexicanos más vulnerables.

En la delegación norte del IMSS en Veracruz habrían sido cerradas 19 Unidades Médicas Urbanas a las cuales acudían para su atención aproximadamente 44 mil 677 habitantes.

De acuerdo con la publicación del diario El Universal, “actualmente, ya todas estas unidades se encuentran sin dar servicio”, según declaraciones del médico Miguel Martínez González.

Agrega al respecto: “A la gente no sabíamos ni qué decirle: nos preguntaban dónde se atenderían, pero a nosotros no nos dieron detalles, sólo nos pidieron entregar las instalaciones. Con respecto a nosotros, nunca tuvimos ni seguridad social ni ninguna prestación de ley”.

En tanto que personal de UMU de Hidalgo, Estado de México, Michoacán, Campeche, Oaxaca y Tlaxcala dieron a conocer que les deben dos meses de salario y que para pagarles los condicionaron a realizar inventarios de los insumos en cada clínica y a hacer efectiva la entrega-recepción.

El Universal también señala que a más tardar el 30 de junio será retirada la totalidad del presupuesto no ejercido en estas clínicas y el enlace de la Unidad del Programa IMSS-Bienestar. El designado para atender los asuntos relacionados al cierre de operaciones financieras será Armando I. Olvera Infante, jefe del departamento de Recursos Financieros del IMSS y a quien El Universal solicitó entrevistar pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Fuente: El Universal