Observatorioenlinea

Niños con cáncer ruegan ayuda a Pediatría para no perder piernitas

Niños con cáncer ruegan ayuda a Pediatría para no perder piernitas

Emili Dennisse y Emiliano Santiago, quienes luchan contra un tipo de cáncer que afecta los huesos, no cuentan con los 500 mil pesos que les piden a cada uno para atenderlo

A su corta edad, Emili Dennisse Flores Hernández y Emiliano Santiago España Reyna luchan contra osteosarcoma, un tipo de cáncer que afecta los huesos y que los ha llevado al riesgo de la amputación de una de sus piernas. Los niños tienen la esperanza de poder salvar su extremidad si les hacen una cirugía en el Instituto Nacional de Pediatría, por eso hacen un llamado a que les brinden apoyo en este hospital de alta especialidad, ya que sus familias no cuentan con los 500 mil pesos que les piden a cada uno para atenderlo.

Emili, de ocho años, y Emiliano, de 10, tienen osteosarcoma, el tumor de ella está en su pierna izquierda, mientras que él lo tiene en la derecha. Se conocieron al ser atendidos en el Instituto Mexicano del Seguro Social, y desde entonces están en esta batalla juntos. Debido a que su cáncer se ha agravado, los especialistas de la Unidad Médica de Alta Especialidad en Magdalena de las Salinas les dijeron que es necesario amputarles la extremidad para retirar el tumor.

Para tener una segunda opinión, con la ayuda de Sandra Cuevas, presidenta de Fundación Por un México Bonito, se acercaron a un doctor que trabaja en el Instituto Nacional de Pediatría, quien los atiende fuera del hospital. “Él nos dice ‘yo puedo salvarles la pierna, ponerles una prótesis, obviamente previo a una cirugía´. Los papás se pusieron felices”.

Entonces Cuevas pidió ayuda al diputado Sergio Mayer, quien tiene tres años y medio colaborando con la fundación en este tema, para que le extendiera una carta en la que apoyara a los dos menores para que pudieran recibir atención en el Instituto Nacional de Pediatría.

Cuevas detalla que la dirección de Pediatría les respondió en otra carta “que sí podía aceptar a los niños, siempre y cuando ellos pagaran un monto de 500 mil pesos cada uno por utilizar el quirófano, además de los 180 mil pesos que cuesta la prótesis”.

“Obviamente ni los papás ni Fundación por un México Bonito podemos absorber un millón de pesos, no porque no queramos, sino porque no tenemos el dinero. Nosotros nos concentramos en juntar los 360 mil pesos que corresponden a las prótesis, tanto de Emili como de Emiliano”, explica Cuevas.

Los Institutos Nacionales de Salud reciben a personas que no cuentan con seguridad social y les hacen un estudio socioeconómico para determinar el costo de la atención. En este caso, el precio de la intervención es elevado porque las familias de los menores son derechohabientes del Seguro Social, por esa razón en Pediatría se les asigna la clasificación K, que es la más alta.

La presidenta de Fundación Por un México Bonito dice que ya ha habido acercamiento con el titular de este hospital de alta especialidad, pero todavía no les han dado una respuesta seria.

El costo de la intervención es elevado porque las familias de los menores son derechohabientes del Seguro Social y por esa razón en Pediatría se les asigna la clasificación K, que es la más alta.

“Lo que pedimos es que el Instituto, a través de su titular, pues acepte a los niños. Porque finalmente, aunque los niños estén asegurados por el IMSS, los papás no tienen un ingreso mayor a los 10 mil pesos mensuales. Además de que vamos contrarreloj, los niños tienen que ser operados antes de seis días, si no les van a amputar su pierna”, enfatiza.