Cuarentena representa una tregua para el Parque Arrecifal Veracruzano

Cuarentena representa una tregua para el Parque Arrecifal Veracruzano

De acuerdo al director de este recinto natural, Christopher González Baca, la suspensión de actividades turísticas y recreativas también ha beneficiado al Parque Arrecifal Veracruzano (PNSAV), y es que la ausencia de personas ha permitido la presencia de manadas de delfines y el retorno de cardúmenes de peces grandes en la costa veracruzana.

“Es evidente la presencia de mamíferos grandes, hemos visto recientemente, mamíferos grandes y especies en general, por ejemplo, manadas de delfines y mayor presencia de peces, cardúmenes de peces grandes, barracudas cerca de isla de en medio”.  

Apuntó que ha habido una evidente alza ena cantidad de grandes especies y peces en general, puso como ejemplo, la visita de manadas de delfines, cerca incluso de la costa y también el encontrar mayor presencia de cardúmenes de peces grandes.  

 

 

“La razón de esto puede ser debido al menor  tráfico de embarcaciones, las embarcaciones por el simple hecho de estar pasando por los sitios, el ruido y la perturbación en el mar puede ocasionar que los mamíferos no se acerquen tanto a la superficie estén escondidos abajo”.  

Recordó que la semana anterior se pudo observar un cardumen de barracuda, cerca de la isla de en medio, que no es tan común verlos en aguas del territorio veracruzano, añadió que lo anterior se debe a que hay un menor tráfico de embarcaciones en esta área natural protegida. 

Comentó que las embarcaciones por el simple hecho de estar pasando por los sitios y el ruido que generan sumando ala perturbación en el mar pueden ocasionar que las especies no se acerquen tanto a la costa o a la superficie.  

 

Añadió que lo anterior lo notaron, tras un monitoreo que realizan a arrecifes e islas del parque nacional para conocer el estado que guardan.

Igualmente, reconoció que la cuarentena, sin duda ha representado una tregua para la fauna marina en particular la grande que, ya no era tan común que tuviera presencia en costas veracruzanas. 

“Hacemos monitoreos para ver como va avanzando el arrecife, los corales para como se van comportando, por ejemplo, recuperándose por afectaciones o como se pueden afectar en caso de que así suceda a lo largo del tiempo (…) A principios del año hicimos una campaña de monitoreo, todavía la pandemia todavía no estaba en acción, esperamos hace una dentro de una o dos semanas”.  

 

 

Expuso que la coloración azul que registró las playas del puerto en semanas pasadas no tuvo que ver por la suspensión de la actividad humana sino a factores naturales. 

“Lo que sucedió es que se juntaron varios factores, uno que fue uno de esos días con muy poco oleaje, poco viento, la corriente baja entonces lo que hizo es que el sedimento que normalmente está disuelto en el mar, no estaba de esa manera como es cotidiano y entonces permitió ver el agua clara y el mar azul, incluso si tú vas a Isla de En medio, Polo, Verde ese es color que se ve”, finalizó.