¿Cómo cohabitar con un enfermo de COVID-19, sin contagiarse?

¿Cómo cohabitar con un enfermo de COVID-19, sin contagiarse?

Los virus como el COVID-19 pueden propagarse de persona a persona especialmente si viven juntas y comparten espacios en común; este virus se contagia a través de gotitas respiratorias, manos sucias o mediante heces fecales contaminadas y a través de superficies que más comúnmente son tocadas, lo cual significa que compartir una casa de forma segura con alguien que esté enfermo requiere de tomar importantes medidas de seguridad y de reajustar la rutina diaria.

Al respecto, especialistas del Hospital Houston Methodist recomiendan que para prevenir el contagio de COVID-19 cuando se vive en la misma casa con algún familiar o amigo enfermo se debe evitar lo más posible compartir los espacios en común y los artículos de uso personal.

Señalan que es importante alejar a quien se encuentra contagiado del virus de los demás en la mayor medida posible en su propia habitación con baño separado, por lo cual se debe evitar compartir artículos del diario como toallas, sábanas y platos, y evitar que la persona enferma no cocine para el resto de habitantes de la casa.

 Recomiendan que el familiar enfermo debe utilizar en todo momento cubrebocas y no estar estar cerca de otras personas dentro de la casa, en ningún momento, por lo cual si la vivienda es pequeña, debe permanecer apartada en una habitación, lavando sus manos adecuadamente, al igual que el resto de quienes cohabitan.

Tanto el enfermo de COVID-19 como todos quienes cohabitan la vivienda deben evitar tocarte la cara y desinfectarse diariamente las superficies más comúnmente tocadas, como son las perillas de las puertas, llaves del lavabo, la manija del inodoro, barras de cocina, contactos de luz, control de televisión, llaves, etc, por lo menos una vez al día.

 Los especialistas recomiendan lava toda la ropa diariamente y con precaución, especialmente toallas y sábanas que utilice quien se encuentra contagiado, manejándolas con mucho cuidado, lejos de cuerpo y cara de quien está sano, lavando perfectamente las manos después de manipularlas o utilizando guantes. Mientras que las pinzas o lugar de secado debe ser perfectamente desinfectados.

Indican que un familiar debe ser designado para hacer los mandados al supermercado, farmacia, para pasear a las mascotas, y lo necesario, a fin de prevenir la propagación del contagio, por lo cual debe permanecer aislado del contagiado el mayor tiempo posible.

Fuente: La Crónica