¿Qué es el buzón para abandonar bebés que aprobaron en Bélgica?

¿Qué es el buzón para abandonar bebés que aprobaron en Bélgica?

 

  • Una ONG de Bélgica, Corvia, gestiona un sistema en el que se usa un buzón para abandonar a los bebés de forma anónima.

En Bélgica, una ONG llamada Corvia, anunció este miércoles 16 de septiembre que finalmente ha recibido la autorización para abrir el primer “buzón” para abandonar de forma anónima a los bebés y recién nacidos en Bruselas.

Tras tres años de litigio, la asociación ha sido autorizada a abrir este sistema en el distrito bruselense de Evere, que permitirá a los padres y madres que quieran entregar a su hijo y dejarlo de forma anónima en un buzón.

El Consejo de Estado ha anulado la prohibición dictada por el ex alcalde del distrito Pierre Muylle, según ha confirmado hoy la asociación a los medios locales.

“Nos felicitamos, porque todo niño debe tener derecho a un futuro”, dijo a The Bulletin la portavoz de Corvia Mathilde Pelsers, mientras esperaba abrir oficialmente el “buzón” a principios de octubre.

El dispositivo estaba programado para instalarse el 21 de septiembre de 2017, pero el alcalde anterior lo prohibió ese mismo día.

 

La ONG inició entonces un procedimiento en el Consejo de Estado para anular esa decisión, argumentando que no fomentaba el abandono de menores sino que “ofrecía la posibilidad a las madres de dejar a sus hijos de forma segura.”

Así, se anula la prohibición y también cuenta con el apoyo del actual alcalde de Evere, Ridouane Chahid.

¿Cómo funciona este buzón?

El buzón Evere, abierto las 24 horas, tiene una pequeña puerta verde que, al abrirse, deja al descubierto una cálida caja con una manta sobre la que se coloca al bebé. El buzón del bebé también contiene un sobre con información sobre Corvia así como un rompecabezas único con el que la madre puede identificar al niño más tarde si así lo desea.

 

La apertura de la puerta verde activa una alarma y alerta al cuidador del buzón del bebé. Pero sólo abrirá la caja cuando la persona que dejó al bebé haya cerrado la puerta y se haya ido. Esto asegura el anonimato total, dice Corvia. Luego se contacta con un médico para que brinde los primeros cuidados esenciales al bebé.

El primer “buzón para abandonar bebé” de Bélgica se instaló en Amberes hace 20 años.

Fuente/ The Bulletin