9 señales de que podrías tener un soplo cardiaco

9 señales de que podrías tener un soplo cardiaco

Un soplo cardiaco no se siente como un aleteo en tu pecho. De hecho, no puedes percibirlo: un estetoscopio es la única forma para detectar su sonido.

¿Qué es un soplo cardiaco?

Un soplo cardiaco no se siente como un aleteo en tu pecho. De hecho, no puedes percibirlo: un estetoscopio es la única forma para detectar su sonido característico, el cual es causado por un flujo de sangre turbulento o anormal alrededor de tu corazón.

Algunos soplos son inofensivos, pero otros pueden revelar la existencia de una enfermedad cardiaca. “Puede ser provocada por problemas en las válvulas del corazón (que se estrechan o presentan fugas), agujeros en el corazón u otros defectos congénitos”, dice el cardiólogo Brent Lampert.

“Por fortuna, la mayoría de los soplos son inofensivos”. Algunos, dependiendo del caso, pueden generar síntomas. Un doctor puede detectar cualquier irregularidad en tus palpitaciones cardiacas durante una revisión normal y evaluar a profundidad con un ecocardiograma.

“Es importante saber que muchos pacientes no mostrarán síntomas, o que la enfermedad de las válvulas se desarrolla tan lentamente que el corazón puede compensarla sin que los síntomas alcancen a notarse”.

  1. Falta de aliento o dolor en el pecho

Sentirse agotado o tener dificultad para respirar en situaciones donde deberías hacerlo con facilidad puede indicar un soplo cardiaco relacionado con las válvulas del corazón. La estenosis de las válvulas (que es cuando se estrechan) limita el flujo sanguíneo.

La regurgitación es cuando una válvula no se cierra por completo, empujando el flujo hacia atrás. “Algunas veces estas puertas no se cierran correctamente ni se abren por completo”, dice el cardiólogo Patrick Collier.

  1. Anemia

La deficiencia de hierro, o anemia, es más una causa que un síntoma: significa que no hay suficientes glóbulos rojos saludables para llevar oxígeno a todos los tejidos de tu cuerpo.

Pero si experimentas otros síntomas y sabes que eres anémico, es una buena idea consultar a tu doctor, quien podrá confirmar la presencia de un soplo al corazón.

  1. Inflamación

Cuando el estómago se hincha, existen muchas causas posibles, pero en general debe tomarse como una señal de alerta. “Algunas personas pueden experimentar hinchazón en los tobillos, pies o abdomen”, dice el doctor Lampert.

La circulación sanguínea deficiente (posiblemente provocada por válvulas cardiacas disfuncionales) puede hacer que se acumule un exceso de líquido, comúnmente en las extremidades. Un bajo flujo sanguíneo puede indicar la presencia de arterias tapadas.

  1. Problemas de tiroides

Ocasionalmente, pero no con frecuencia, el soplo cardiaco puede rastrearse a una glándula tiroidea disfuncional. “Una tiroides con demasiada actividad puede alterar el flujo sanguíneo del corazón”, dice el doctor Collier.

  1. Embarazo

Puedes desarrollar un soplo “inocente” mientras estás embarazada, debido al aumento en el volumen de sangre que circula por tu cuerpo. Si el médico no detecta otra causa posible, el soplo desaparecerá después del parto.

  1. Infección

La endocarditis es una infección del recubrimiento interior del corazón y de las válvulas y puede provocar un soplo. Típicamente ocurre cuando bacterias procedentes de otra parte de tu cuerpo (como tu boca) viajan por tu flujo sanguíneo y se aloja en el corazón.

Mantén una buena higiene bucal y visita regularmente a tu dentista para prevenir infecciones periodontales.

 

  1. Mareo o aturdimiento

Es normal sentirse un poco desequilibrado después de levantarse con mucha rapidez, o aturdimiento después de pasar mucho tiempo sin comer o beber. Pero sentirse mareado sin una razón obvia puede relacionarse con un soplo.

“Algunas personas con problemas graves en las válvulas tienen episodios de inconsciencia o desmayos”, dice el doctor Collier.

  1. Piel azulada

Si tu piel toma un tono azul, especialmente en tus labios o puntas de los dedos, consulta a un doctor: es señal de que tienes un problema cardiaco.

  1. Falta de apetito

Los niños pequeños que no están comiendo bien o no crecen a un ritmo normal podrían tener problemas diversos, desde una deficiencia de la hormona del crecimiento hasta un soplo cardiaco.

Aunque podría ser un soplo “inocente” que desaparecerá con el tiempo, un doctor debe analizar la presencia de cualquier enfermedad congénita o defecto cardiaco, sugiere la Clínica Mayo.

 

FUENTE/REVISTASELECCIÓNMEXICANA