¿Quiénes son “las nenis” y por qué hay tanta controversia en internet?

¿Quiénes son “las nenis” y por qué hay tanta controversia en internet?

Este termino ha generado comentarios, memes y hasta discusiones en redes sociales, pero, ¿por qué es tan viral? Aquí te lo explicamos, y un grupo de “nenis” te cuenta su historia.

Frases cómo “¿dónde entregas, neni?, “punto medio”, “hoy cierro pedido, nena”, se han vuelto populares de un tiempo para acá en redes sociales y aquí te vamos a explicar la razón.

Las ganas de cambiar de estilo de vida, pagar la universidad, tener un ingreso extra o ayudar en los gastos del hogar, suelen ser los principales motivos para que los jóvenes decidan integrarse al mundo laboral desde temprana edad, sin embargo, apartir de la pandamia comenzaron a sobresalir un grupo de mujeres que tomaron el internet como su herramienta de trabajo para vender artículos como ropa, zapatos, accesorios, artículos de belleza y hasta comida.

Este grupo ha ido en aumento y cada vez son más comunes los bazares (principalmente de ropa de segunda mano), que se dan a conocer a través de redes sociales o aplicaciones para vender tu clóset, y son a esta chicas a las que el mundo del internet ha denomiado como “nenis”. Aquí en De Última te contamos un poco sobre estas mujeres emprendedoras.

¿Qué es una neni?

Si bien el término “neni” no tiene nada de etimológico o una derivación del latín, es la manera cariñosa que las mujeres han adoptado para poder comerciar infinidad de productos de una manera más amable.

En el proceso de las ventas por internet, nadie se conoce y para dejar de lado las formalidades que pueden existir en una tienda física, se usan palabras cómo: nena, bebé, hermosa y otros ejemplos similares. La palabra “neni”, precisamente se deriva de nena. Las nenis son esas mujeres que ofrecen productos en redes sociales, hacen entregas en el Metro, o en un punto a convenir y mantienen comunicación con sus clientes vía Instagram, Facebook, WhatsApp u otras aplicaciones para vender ropa y accesorios.

Por otro lado, “las nenis”, no sólo abarcan el campo de la belleza y la moda, pues muchas tienen servicios como decoración, comida y bebidas preparadas que pueden ser llevadas a tu domicilio. Este modelo de negocio cada vez es más popular entre las mujeres (y algunos hombres) que buscan mejorar sus ingresos.

Esta actividad abarca otros campos positivos para la moda, pues muchas se han dedicado a darle una segunda oportunidad a la ropa que sale del armario de alguien más. Los productos pueden ser nuevos o de segunda mano.

Además, “las nenis” son su propio equipo de ventas, mensajería, cobranza, community managers, almacén y  hasta mercadotécnia, pues la mayoría lleva sus perfiles de Instagram; acuerdan días para las entregas de la mercancía y visualizan los métodos de pago, sin dejar de lado que cuentan con un stock para sus clientes.

¿Pero, por qué la burla?

Tal y como pasó con el término “mamá luchona” que hacía una burla a las madres solteras que trabajaban y estudiaban para salir adelante con sus hijos, el término “neni” ha sido tomado como un arma de doble filo.

Por un lado, ser “neni” en pandemia ha dejado ganancias entre las personas que se dedican a este tipo de comercios y han mejorado sus ingresos sin ningún tipo de complejo.

Pero por el otro, el término “neni” se ha vuelto viral en internet gracias a un sin número de memes, frases y comentarios de internautas que han denigrado una forma honesta de iniciar un emprendimiento.

Muchas han considerado que las burlas son precisamente un intento más por hacer menos a la mujer, por opacar sus deseos de superación y de sobresalir.

Nosotros en De Última, contactamos a un grupo de cinco mujeres que tienen negocios por internet, la mayoría de ellos dedicados a vender ropa, zapatos, maquillaje y artículos de belleza.

Cada una tiene una versión diferente de lo que para ella es ser una “neni”, pero al final del día sus respuestas coinciden en un punto, y este es la independencia económica.

Nenis en acción

Un ejemplo de ello es Mirna Jiménez, fundadora de la tienda de Instagram Miji Accessories, aunque tiene otro trabajo, aprovechó el tiempo libre para desplazarse y hacer sus entregas puntualmente.

Nunca ha sufrido una burla por vender en internet, y pone mucho empeño en llevar a sus clientas maquillaje, accesorios y artículos para el cuidado de la piel. Mirna declaró en exclusiva para De Última: “Invertí junto con mi novio, al dividir nuestras ganancias, yo las ahorro o las pongo en otras aplicaciones como Dinn que invierte tu dinero, entonces ganas un poquito más”.

Otro caso similar es el Vanessa Delgado, quien alterna sus actividades laborales con una tienda de second hand que ella misma lleva. Vanessa es la fundadora de Elexnxr bazar y aunque ella inició vendiendo productos para el hogar y la limpieza de espacios cerrados, pronto vio que en su armario había ropa que ella ya no usaba y decidió ponerla a la venta.

Ella declaró a De Última: “Con mi bazar en Instagram, trato de disminuir un poco la fabricación del fast fashion y aprovechar al máximo lo que tenemos. Probablemente algo que tú ya no quieras lo esté buscando alguien más”.

“No hay ninguna razón para la burla, más bien suena a algo de envidia, por el hecho de que no nos da pena salir a tratar de conseguir una forma de sustentar ciertas necesidades. Realmente mientras hay gente burlándose, hay nenis ganando dinero”.

Además de mejorar los ingresos de las personas, las ventas por internet han servido para que la gente interactúe entre ellos aunque sea a la distancia. Así nos cuenta Gabriela Vera, co – fundadora de Glow Damn, pues junto con su hermana comenzó a vender accesorios y organizar pedidos de Shein a todas sus vecinas y conocidas.

“Mi hermana y yo empezamos a vender cuando inició la pandemia, nos dimos cuenta que es una buena manera para generar ingresos extras, además de poder conectar con las personas de otra forma. El dinero lo uso para pagar cosas de la escuela, invierto en mi imagen personal y también compro más productos para vender”.

Aunque a ella no le afecta el término neni e incluso lo ve de forma amable, sabe que hay mujeres que se pueden sentir atacadas cuando dudan de sus capacidades: “Yo no me lo tomo personal, sin embargo, sé que hay más chicas a las que sí les afecta. Ningún trabajo debería ser denigrante”.

Mientras “las nenis” han generado todo un debate en redes sociales, hay chicas como Andrea Arrieta que se dedican 100% a este negocio. La cofundadora de Astoisisbazaar habló con De Última sobre el estigma de la palabra “neni” y esto fue lo que dijo:

“El término ‘neni’ me resulta algo gracioso pero está bien que sea reconocido este negocio. Como burla, las mujeres saben defenderse y mantenerse en este negocio. Y no sólo hay mujeres, hay chicos y chicas que me han enseñado a elegir ropa cool, barata y de buena calidad” .

Aunque la mayoría de “las nenis” son chicas que están iniciando un emprendimiento o buscando una entrada extra de dinero, si decides adquirir artículos en alguno de los bazares que abundan en Internet, nuestra recomendación es que revises que sea un perfil confiable, pues al ser un modelo de negocio relativamente nuevo, no hay garantías, así que antes de comprar checa con detenimiento los comentarios de otras clientas, los métodos de entrega, pagos y sobretodo, confía en tu intuición.

FUENTE/UNIVERSAL