[metaslider id="92654"]

El factor Atzompa

El factor Atzompa

El plan era reunirse con más de 200 alcaldes de Veracruz… y sólo pudo reunirse con uno. Javier Duarte de Ochoa se echó maratónico cabildeo con el presidente municipal de Soledad Atzompa, quien junto con habitantes de este municipio, estranguló la carretera a la altura de la caseta de Fortín y también por el entronque a Ciudad Mendoza.

La reunión con los alcaldes estaba programada en Xalapa para las 14:30 horas. Se esperaba que llegara el máximo de ediles al Salón Ghal y el cometido se cumplió.

Algunos llegaron muy puntuales, como el de Tuxpan, Raúl “el Enamorado” Ruiz Díaz; otros, algo tarde, como Manuel “Chendo” Pelayo y Jorge González Azamar… aunque decían que estaban platicando afuera.

Ernesto “el Gallo Bolo” Cuevas, de Juchique de Ferrer, cotorreaba y dejaba escapar una frase entre otros alcaldes que soltaron la risa: “podré perder muchos sombreros ¡pero nunca una gorra!” refiriéndose a la comida. Claro que el presidente municipal más gentleman que había allí era Juan Manuel Diez Francos, con un traje azul impecable.

Luis Gerardo Pérez Pérez, de Medellín, aún no se repone del golpe de suerte que lo lleva a tomar las riendas del Ayuntamiento… de director del DIF local ¡a alcalde!

El voto de los caballeros presentes fue unánime: Las alcaldesas más guapas presentes fueron Amanda Gasperín (Rodríguez Clara) y Ana Rosa Valdés (Paso de Ovejas), aunque entre las damas, aseguraban con cierto veneno que la esposa de Adolfo Ramírez Arana quién sabe cómo bajó muchos kilos de peso.

Por supuesto, entre las pocas funcionarias que había en el Salón Ghal, Marilda Rodríguez Aguirre se llevó el palmarés a juicio de los señores. Por supuesto, tampoco faltó la broma negra (entre las damas) de porqué había adelgazado… ésa tendré que contarla en corto… lo siento, es una broma muy cruel.

Cuando pasó una hora y se llegó a saber que el conflicto en Fortín de las Flores requirió de la presencia y atención personal de Javier Duarte de Ochoa, se optó por armarse de paciencia y mucha buena plática, tan así que algunos ediles aprovecharon el momento para saludar a viejos amigos.

Tal fue el caso de Américo Zúñiga Martínez, quien se reencontró con ex compañeros de bancada en la LXII Legislatura local, como Ricardo García Escalante (Pánuco), Ludyvina Ramírez Ahumada (Cerro Azul), Marco Estrada Montiel (Las Choapas-PRD) y Flavino Ríos Alvarado (SEV)… ¡ah! Sí, extrañaron la presencia de Roberto Pérez, Juanelo, quien no pudo asistir a la comida.

El hombre del peinado impecable, Enrique Ampudia Mello, aprovechó para echar rostro tomándose fotos como con el periodista Pepe Ortiz Medina, el cumpleañero de ayer.

Y entre los funcionarios que fueron apareciendo llegó Vicente Benítez y sus 105 kilos de peso. Lo reconoce… para sus 1.75 de estatura, 105 kilos es demasiado ¡y lanza el reto! Se compromete en un mes, bajar 15 o hasta 20 kilos… habrá que verlo.

Y hablando de kilos, llegó Héctor Yunes Landa. Se le ve más delgado… “¡claro que recorrer el estado te hace bajar de peso!” dice ante la observación.

—¡Pasa la dieta!

—¡Aspireichion daiet!

Así, la reunión de Planeación, Desarrollo y Gobernabilidad con Presidentes Municipales programada con el Gobernador, se convirtió en una reunión de alcaldes con Héctor Yunes Landa, quien rompió récord Guinness al “recorrer” en una hora casi “todo Veracruz” y todavía tuvo chance de darle otra vuelta… sí, fue mesa por mesa saludando a cada uno de los ediles presentes.

¡Ah! Pero no bien iba a media vuelta cuando las invitaciones para su Informe de Actividades para este 19 de julio en el World Trade Center ya las iban repartiendo sus colaboradores.

Por ahí también estaba Ramón Poo Gil, quien parece estar a dieta, pero si bien se le ve menos “pancita”, es evidente que no puede dejar de fumar porque además de salir fuera del Salón a echarse un cigarrito, no dejaba de desprender ese olor a tabaco tan sólo con su presencia.

Cerca de las 17 horas, el conflicto en la zona de Fortín continuaba… y entonces, de los antojitos sobre la mesa se pasó a la ensalada verde, a la sopa de tomate y al filete de pescado… sí, ¡hasta en el menú, los colores del PRI! y por si fuera poco, la sopa de tomate iba acompañada de ¿PAN aguado?

Los convidados pasaron a sus asientos y en la mesa de honor, los alcaldes de Acayucan, Cosamaloapan, Cosoleacaque, Mina, Coatza, Xalapa, Veracruz, Pánuco, Tuxpan, Poza Rica, Papantla, Martínez de la Torre, Orizaba, Zongolica, Coatepec, Perote y San Andrés Tuxtla, además del Senador Héctor Yunes…

Sí, también había un lugar para Pepe Yunes Zorrilla, pero anunció que no estaría presente… ¡de lo que se perdió Pepe! ¡de lo que se ganó Héctor!

Son casi las siete de la noche… Enrique Ampudia Mello toma la palabra. En una frase que sonó más a albur, el secre particular anunció “la pronta venida” del Gobernador… ¡no me ayudes compadre!

Allá, en Fortín de las Flores, Javier Duarte, Gerardo Buganza y Tomás Ruiz, capoteaban las exigencias de obras, minutas y acuerdos prometidos. Punto para el Gobernador, quien bien pudo dejar a los titulares de Segob y SIOP para llegar a la comida, pero se fletó haciendo talacha política; mientras, acá, el chascarrillo entre ediles y prensa era que, durante esa comida, el mejor aliado de Héctor Yunes, ¡era el alcalde de Soledad Atzompa!

PD Tarde ¡pero llegó! Casi a las 21:40 horas el Gobernador se hizo presente ante los alcaldes que aguantaron estoicos “su venida”, dijera Ampudia Mello. Ya por cuestiones de horario no pude escuchar el mensaje que le dio a los alcaldes, pero es seguro que Juan Octavio Pavón, el titular de Comunicación Social, ha de hacérnoslo saber.

smcainito@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.