[metaslider id="92654"]

Del Chapo a los Minions

Del Chapo a los Minions

“¡Se fugó el Chapo! ¿Ya sabías?”, me dice la mujer lanzando el grito muy temprano. Estoy seguro que “muy temprano” porque la única respuesta que recibió de mi decrépito cansancio envuelto en un cobertor, fue mi mano levantándose y mi dedito índice moviéndose afirmativamente… “¿cómo iba a saberlo?”, pensé para mis adentros… “¿me ve cara de Google, la mujer? ¿o le tengo que decir que no lo sabía porque justo los fines de semana dejo descansar mis poderes extrasensoriales que me conectan con la Secretaría de Gobernación?”… guardo silencio tratando de conciliar el sueño de nuevo… ¡es domingo! Realmente no me interesa a esa hora si el Chapo se peló, ya sea a casquete corto o si se rapó… la lluvia empieza a arrullarme cuando un mensaje de Whatsapp hace que mi párpado se levante cual cortina de ADO… ¡sí! un amigo me dice también que se fugó el Chapo.

II

Los Minions fue la película esperada por los chavitos en este fin de semana. Singulares personajes color amarillo que vienen causando sensación desde hace algunos años con una película llamada “Mi Villano Favorito” en una primera y segunda parte. Hoy, ellos son los protagonistas de su propio filme.

Vimos recientemente los cortos la mujer y yo. Nos pareció un poco atrevida en cuanto si es para niños, la exhibición de destrucción o muerte de un Dinosaurio, un cavernícola o un vampiro, provocada por las travesuras o acciones graciosas de los Minions, que lo único que buscan en su vida es seguir a un líder villano.

A unos amigos mayores de 30 años y sin niños que la fueron a ver, les pregunté qué les había parecido. Les divirtió. Mi sobrino de tres años también fue a verla y estaba fascinado. Mi sorpresa fue que, en medio de toda la marabunta chapotesca del domingo, hubo un comentario en las redes respecto a un personaje de los Minions que aparece desnudo: ¡Un mensaje fálico!

Muestro la imagen a la mujer y le pregunto qué ve: “Un minion y sus nalguitas”… muestro la imagen a la cuñada con el mismo cuestionamiento y responde que ve ¡un Minion! Se lo muestro a otro amigo y también ve un Minion… ¿nos faltará entender a Lacan o a Freud?

III

Pero ustedes se han de preguntar, por qué platicar del Chapo y a la vez de los Minions… quizás no entienda a Lacan ni a Freud, pero relaciono mucho al Chapo con estos personajes amarillos de la película… la razón, muy simple: Independientemente de las notas que se dieron en torno a la fuga de Joaquín Guzmán Loera, lo más sabroso son los comentarios que se dan por parte de los interlocutores de éstas, por los lectores, por los cibernautas. Por un lado, tenemos a los que se disputan el mejor meme en torno al hecho; por el otro, a los conspiradores y sus innumerables tesis. ¡Ah! y los que responsabilizan y crucifican a Osorio Chong y a Enrique Peña Nieto.

¿Y dónde aparecen los Minions? En una tesis muy simple: Nadie se indigna de que el Chapo se haya fugado; nadie cree que lo haya hecho solo con sus secuaces; todos creen que fue ayudado por el Gobierno; hay quienes creen que realmente nunca estuvo preso; otros aseguran que salió por la Puerta Grande; en Culicán festejan su fuga, y algunos aseguran que hay un acuerdo entre narco y Gobierno… es entonces cuando nos volvemos Minions, admirando sin querer a un villano, como es el Chapo, porque creemos que en realidad, el malo de esta película ya no son los narcos… es el Gobierno.

 

A manera de PD

El amigo que me envió un mensaje la mañana de este domingo fue Pedro Manterola… ya fue como a las 9 de la mañana que lo leí:

“México, reconocido en el mundo por riquezas y culturas milenarias de civilizaciones como los mayas, olmecas y toltecas; por el poderío de los aztecas en toda Mesoamérica; por Sor Juana, Nezahualcóyotl, Alfonso Reyes, Juan Rulfo, Carlos Fuentes, Octavio Paz; por García Robles, Mario Molina, José Alfredo, Cantinflas, Lázaro Cárdenas, María Félix… Hoy, en boca de todos por la Casa Blanca, Ayotzinapa, las comitivas imperiales, la miseria, la corrupción, los diezmos, la frivolidad, la ineptitud… Palabras que parecen perder su significado de tanto oírlas, de tantas muestras de indiferencia, arrogancia, suciedad de gobernantes, partidos, medios, candidatos… No basta mentarles la madre y mandarlos a la chingada… eso alivia pero no cura.

“¿Qué hago día a día por tener un hogar, un pueblo, un trabajo, una comunidad, un estado y un país distinto, mejor, noble, generoso, justo, productivo?

“El Chapo está libre. Por los mismos motivos. Los que seguimos presos somos nosotros”.

 

smcainito@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.