[metaslider id="92654"]

El Huevo y la guerra de las colas

El Huevo y la guerra de las colas

José Gómez Hernández fue despedido el pasado 23 de junio como director administrativo del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos (Cecytev), por su director general Fernando Arteaga Aponte, quien esgrimió como causal de despido la pérdida de confianza.

En sentido estricto, el exadministrador tuvo la osadía de solicitar mediante diversos oficios información sobre el manejo de fuertes recursos económicos provenientes de Embotelladora Tropical S.A. de C.V., distribuidor de la marca “Pepsi”, que no fueron ingresados a ninguna de las cuentas oficiales, derivado de un contrato que, desde enero de 2011, le concede a dicha empresa la exclusividad en la venta de sus productos en las cafeterías de todos los planteles de la institución.

Este tema, ventilado ya en espacios periodísticos, no solo había sido ocultado a la opinión pública sino también a las propias oficinas estatales de control y a la propia dirección administrativa de la dependencia.

En oficio DA/CECyTEV/0426/15, de fecha 18 de marzo pasado, dirigido al Contralor General Ricardo García Guzmán, el entonces Director Administrativo, cesado un mes después, hacía de su conocimiento esta situación “que pudiera ser constitutiva de una afectación al patrimonio” del Cecytev, por cuanto el contrato suscrito por Fernando Artega Aponte, alias El Huevo, señala “una contraprestación mensual en dinero equivalente al 25% del importe total de las ventas más otras prestaciones en especie”.

E informaba:

“Al indagar sobre el cumplimiento del contrato de referencia con las áreas idóneas por sus facultades en este Organismo, el Departamento de Recursos Financieros informó que en la contabilidad de los últimos 4 años no existe registro alguno que dé cuenta de los ingresos por regalías y/0 prestaciones económicas vinculadas con el contrato de venta exclusiva. De igual forma el Departamento de Recursos Materiales y Servicios Generales, así como el Área Jurídica, informaron no tener conocimiento ni participación en dicha contratación”.

El funcionario cesado indagó también con la empresa refresquera, que “en forma sistemática se ha negado a proporcionar información al respecto, no obstante que sus productos no han dejado de distribuirse al interior de las caferías (sic) en los Planteles que forman parte del CECyTEV”, lo que lo lleva a plantear que “se pudiera estar ante la presencia de posibles actos contrarios a las normas que están ocasionando daño y prejuicio patrimonial a este Organismo”.

Junto con el informe, José Gómez Hernández hizo entrega de un dossier (cuya copia obra en poder de este columnista) conteniendo, entre otros documentos, el contrato de derecho de venta exclusiva de productos y bebidas de marca “Pepsi”, suscrito con la empresa el 20 de enero de 2011, y una lista donde firman 17 directores de planteles, de conocimiento del contrato de exclusividad y documentos relacionados con vales de productos “Pepsi”.

Además:

-Oficio DA/CECyTEV/0226/15, de fecha 20 de febrero de 2015, dirigido a la empresa, en que se le solicita información sobre el número de cuenta en donde se depositan los recursos correspondientes al organismo, nombre del titular de la cuenta, institución bancaria y reporte por mes de los importes depositados desde el inicio de la vigencia del contrato. No obtuvo respuesta.

-Oficio DA/CECyTEV/0218/15, de fecha 20 de febrero de 2015, dirigido a Carlos Mendoza Samperio, Jefe del Departamento de Recursos Financieros, solicitando información sobre si existe cuenta bancaria o algún procedimiento financiero convenido o contratado para recibir regalías y/o prestaciones económicas de la refresquera.

-Oficio de respuesta de Mendoza Samperio, en que señala que “El Colegio no ha recibido ingreso por la venta de bebidas de empresas refresqueras por los últimos 4 años”.

-Oficio RM/CECyTEV/019/15, de fecha 2 de marzo de 2015, en que Mario Fernández Durán, Jefe del Departamento de Recursos Materiales y Servicios Generales, señala que desde que fungía como Encargado de Control de Inventarios y hasta esa fecha como jefe de departamento, niega categóricamente conocer cualquier asunto relacionado con el contrato.

-Oficio AJ/004/15, de fecha 12 de marzo de 2015, mediante el cual el Asesor Jurídico de la dependencia, Enrique Alonso Miguel, señala que su área no participó en el análisis, revisión y adecuación de forma y fondo jurídico del Contrato citado.

 

¿Dónde quedó la lanita?

 

Durante más de cuatro años, el contrato con la empresa embotelladora Pepsi, cuyos ejecutivos en Veracruz podrían ser llevados a juicio por incurrir en actos ilegales para obtener ventajas competitivas, según lo establece la recientemente aprobada Ley Nacional contra la Corrupción, ha permitido la entrega de abundantes recursos que no han sido depositados a cuentas oficiales del Cecytev.

La cláusula Segunda del contrato firmado el 20 de enero de 2011 por Fernando Arteaga Aponte, director general del Cecytev, y José Antonio Velázquez García, contralor general de la Embotelladora Tropical SA de CV, establece que por la venta de sus productos la compañía se obliga a aportar a la Dirección General, “el importe equivalente al 25 por ciento del total de sus ventas facturadas”, en pagos “que se harán de manera mensual, dentro de los diez días hábiles posteriores al vencimiento del mes inmediato anterior, una vez efectuada la conciliación correspondiente. Dicho pago se realizará a través de una cuenta bancaria que en su oportunidad dará el Director General”.

Sin embargo, según la indagatoria realizada por el exdirector Administrativo, que fue motivo de su despido, no hay registro de transferencias a las cuentas oficiales de la dependencia, lo que habría motivado una investigación profunda para saber el destino de los recursos convenidos en el contrato.

Pese a que el dossier preparado por el exfuncionario llegó a la Contraloría General del Estado, esta dependencia de control no pudo ejercer ninguna acción legal y, en cambio, el amplio manto protector del gobierno de Javier Duarte de Ochoa a estos actos de evidente corrupción hizo que las cosas no fueran a más y que José Gómez Hernández fuera despedido.

En oficio enviado al secretario de Educación Flavino Ríos Alvarado, Fernando Arteaga Aponte le informa que “atendiendo a sus superiores instrucciones” ha decidido destituir a José Gómez Hernández, y explica:

“Desde su reingreso, se ha conducido deslealmente, pues pasando por alto a su superior jerárquico, ha girado diversos oficios a otras dependencias, manifestando hechos que a su criterio tilda de daño o perjuicio patrimonial y consecuentemente solicita se finquen responsabilidades a los respectivos involucrados, motivos razonables para perder la confianza y ser insostenible una relación laboral”.

Añade que por instrucción del Gobernador del Estado, “recibida a través del Lic. Enrique Ampudia, Secretario Particular del Gobernador”, fue reinstalado en el puesto Cristhian Yunes Bland, quien es sobrino del diputado federal electo Marco Antonio Aguilar Yunes, exsecretario del Trabajo, Previsión Social y Productividad.

¿Qué tanto y a quiénes ha salpicado Arteaga Aponte, mejor conocido como el Huevo, como para que sus actos de corrupción no sean tocados por el pétalo de una investigación judicial? Lo dejamos a su entero criterio para no ser objeto de nuevas amenazas.

Canal Educativo, para el culto a la personalidad

Ya van varios programas educativos señeros que en cosa de dos secretarios de Educación se han tirado al basurero.  Bastaron cuatro años del gobierno  de Javier Duarte para que esas aspiraciones por elevar la calidad de la educación en Veracruz se ocultaran en los más tenebrosos rellenos insalubres de la corrupción.

El programa Galileo, fundamental para que Veracruz escalara varios peldaños en el ranking de las evaluaciones sobre rendimiento escolar, particularmente en matemáticas, fue abandonado con una deuda enorme que el gobierno duartista se negó a pagar; el Instituto Consorcio Clavijero ha sufrido no solo la asfixia presupuestal sino que ha sido encomendado a personajes sin ningún barniz de conocimiento en materia de educación a distancia por internet, y otras iniciativas que atrajeron la mirada nacional e internacional sobre Veracruz simplemente fueron borradas del mapa.

La más reciente muestra de desdén ha caído sobre el Canal Educativo, hoy denominado Departamento de Difusión Institucional, un centro que permitía respaldar las acciones de todos los programas de la SEV (ordinarios y extraordinarios), con productos audiovisuales, cuyos contenidos permitían difundir las acciones e, incluso, reforzar académicamente aquellas áreas de conocimiento que mostraban debilidades en el proceso de enseñanza-aprendizaje en el nivel de educación básica.

El actual titular de la SEV, Flavino Ríos Alvarado, ha puesto este importante programa en manos de quien fuera lectora de noticias en la televisión estatal, Frida Mazzoti Pabello, quien ha orientado el trabajo de varios expertos que laboran hace ya varios años en el área en elaborar videos en que la figura central es el propio secretario, como si se tratara de una campaña política y de lo que se tratara fuera resaltar la personalidad del oriundo de Minatitlán.

De esta manera, en el circuito cerrado de televisión que maneja la dependencia ya no hay más contenidos propios que permitan adquirir nuevos conocimientos o habilidades orientados especialmente a la situación particular del sistema educativo estatal, y solo se reproducen los que son transmitidos por otros canales como el de la UNAM, perdiendo la esencia del verdadero objetivo del Programa Detonador que en su momento lanzara el exsecretario Víctor Arredondo.

Para colmo, Frida Mazzoti, quien  divide su tiempo con la impartición de clases en una preparatoria, ha impuesto un clima de terror entre los trabajadores, haciendo hincapié en que es recomendada de Flavino, en cuya oficina se pasa el mayor tiempo que dedica a esta encomienda, tratando de desmembrar el equipo, con el propósito de despedir al mayor número de los empleados y, con ello, poder incorporar a sus allegados.

Vaya estrategia a favor de la educación de quien se esperaba enmendaría los terribles descalabros infringidos por el corrupto Adolfo Mota Hernández, flamante diputado federal electo.

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com | Twitter: @HoraLibre | http://formato7.com/author/abelin/

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.