[metaslider id="92654"]

¿Tú también, Gerardo?

¿Tú también, Gerardo?

Tras la súbita aparición de Tomás Ruiz González como aspirante con visto bueno a la candidatura priista por la minigubernatura de 2016, y los circenses recorridos del diputado Renato Tronco Gómez, quien quiere convertirse en el Tronco, perdón, el Bronco veracruzano, para pelear por el mismo hueso, la tarde de este martes sorprendió a todos el lanzamiento hecho por el secretario de Gobierno, Gerardo Buganza Salmerón, como futuro candidato independiente, lo que ha calentado aún más la caldera política de Veracruz.

Utilizando el portal SDP Noticias (cuyas siglas han sido motivo de juego, primero como Sendero del Peje, y ahora, como Sendero de Peña), y que fue el medio de comunicación usado por Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, gobernador electo de Nuevo León, Gerardo Buganza se ha lanzado al ruedo sin ninguna protección, gracias a un video en que señala que el próximo año buscará reunir las firmas necesarias para convertirse en candidato independiente y lograr su sueño de ser gobernador, tras dos ocasiones en que se lo han impedido, dice, las mafias políticas de los dos grandes partidos.

“En 2004 le gané la elección a Fidel Herrera y a Dante Delgado, pero las autoridades electorales hicieron sus típicas trampas para quitarme la victoria. Oficialmente, me dejaron en segundo, en empate, a solo 0.2% de los votos del ganador.  Si ese resultado me reconocieron, imagínense de que tamaño fue mi triunfo contra el sistema”.

Con fondo negro, Gerardo Buganza aparece en el video difundido en las redes sociales del portal de noticias que dirige el periodista regiomontano Federico Arreola, en que arremete también contra el que fue su partido, el PAN, que le negó ser candidato por segunda ocasión para contender contra Javier Duarte en 2010, y contra Miguel Ángel Yunes Linares, que fue el abanderado blanquiazul.

“No solo la mafia del PRI me hizo a un lado en mis aspiraciones políticas, ocurrió lo mismo con la mafia del PAN un sexenio después. Felipe Calderón manipuló a los panistas desde Los Pinos para hacer candidato a un ex priista verdaderamente atroz, Miguel Ángel  Yunes;  a pesar de la aceptación que yo tenía entre los ciudadanos, la mafia del PAN me marginó para darle la candidatura a alguien que venía de la mafia del PRI.  Como todos sabemos, el señor Yunes se formó en la peor época del priismo. Hace 5 años, ustedes lo recordarán, dije que yo me encargaba de que Yunes no ganara las elecciones de Gobernador de Veracruz y no las ganó. Veracruz no merecía un personaje tan nefasto.”

Luego de hablar del cáncer que padece, al que afirma que está venciendo, el todavía funcionario estatal lanza su reto:

“Voy a ser candidato independiente, ya que la ley lo permite y, como ha quedado claro en otros lugares, eso es lo que la gente exige, gobernantes que se deban a los ciudadanos y no a los institutos políticos”.

Y señala que él, que no es mal hablado como el Bronco, aunque le reconoce el camino abierto con su triunfo en Nuevo León como candidato independiente, es la persona que tiene más posibilidades de contener el próximo año a su principal enemigo, el oriundo de Soledad de Doblado:

“Me preocupa que la mafia que el PRI tiene incrustada en el PAN, es decir, el señor Miguel Ángel Yunes, esté pensando en ir otra vez por la gubernatura de Veracruz.  Yunes es un manipulador con recursos amplios al que debemos de detener y no veo en el PRI, ni en Morena, ni en el PRD mejores opciones.  Yo sí puedo, puedo y quiero”.

Con su venia, señor Gobernador

Todo parece indicar que la estrategia del gobernador Javier Duarte de Ochoa (y de quien le dicta), por comisión o con su autorización, es crear un apretujamiento que impida el libre tránsito de los Yunes, pero particularmente el de los dos más peligrosos para el proyecto transexenal de la Fidelidad: José Yunes Zorrilla, del PRI, y Miguel Ángel Yunes Linares, del PAN.

En las últimas semanas, independientemente del abierto apoyo a las aspiraciones de Héctor Yunes Landa (quien navega con bandera de aliado fidelista y quien estaría siendo usado para dejar solo a Pepe Yunes), se ha logrado detectar un impulso sin ambages a otras candidaturas que han surgido del propio gabinete.

Primero, la del titular de la SIOP, Tomás Ruiz González, con quien se pretendería contrastar las reconocidas capacidades del senador peroteño en materia de finanzas públicas, y ahora la del Secretario de Gobierno en funciones, Gerardo Buganza, a quien se usaría como un ariete que, fuera del PRI y los demás partidos, contraataque encarnizadamente a Miguel Ángel Yunes Linares, en caso de que efectivamente obtenga por segunda ocasión la candidatura panista.

En esa estrategia política múltiple, que también consideraría a Renato Tronco como chivo en cristalería en los comicios del próximo año para atomizar los votos, y la segura operación de una división interna en el PAN, Gerardo Buganza sería una pieza clave en el ajedrez fidelista, incluso sin el consentimiento del exdiputado y exsenador cordobés.

Aunque en su video recordó su triunfo en los comicios de 2004 (que le fue arrebatado por la barbarie electoral priista), lo cierto es que, en caso de que se lance, Buganza no hallará las mismas condiciones que le hicieron estar a punto de arrebatarle la gubernatura a Fidel Herrera. Operarán en contra dos hechos significativos: primero, su rompimiento con el PAN y el trabajo de zapa que hizo contra el candidato blanquiazul Miguel Ángel Yunes; segundo, su alianza abierta con Javier Duarte, a quien ayudó a obtener el triunfo en 2010, y de quien ha sido secretario de Gobierno y secretario de Infraestructura y Obras Públicas.

Para colmo, su declaración de independencia de las mafias priista y panista se da en la comodidad de una abundante quincena que le permite su posición como encargado de la política interna de un gobierno priista, el de Javier Duarte, que se ha caracterizado (y él ha debido ser operador o aval) por corromper a todos los partidos opositores.

Las críticas que acompañan a la publicación de su video en redes sociales (sinceras, unas; manipuladas, la mayoría), resaltan la arrogancia de Buganza, la falsedad de su pose que, al tiempo que lo hace arremangarse la camisa mantiene bien ajustada la corbata; la contradicción de su declaración de independiente mientras ocupa la titularidad de una secretaría y el hecho de haber vivido del erario; su torpe alusión al Bronco y su señalamiento de que es mejor que él porque no dice leperadas. Los adjetivos que le endilgan son severos, desde ratero hasta mafioso.

Lo cierto es que hasta la hora en que he escrito estas líneas, cerca de las 20:00 horas, el video había sido reproducido más de 112 mil veces, había ganado 908 likes (Me gusta) y se había compartido más de 510 veces. Ya veremos el impacto político en los siguientes días en que, es recomendable, renuncie a la comodidad de su oficina en Palacio de Gobierno.

 

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com | Twitter: @HoraLibre | http://formato7.com/author/abelin/

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.