Observatorioenlinea

El Fiscal y Cuitláhuac… así nada más

El Fiscal y Cuitláhuac… así nada más

A veces la autonomía no se da por decreto… tampoco se da por reformas de Leyes… si preguntan, en este momento, Veracruz tiene un Fiscal General del Estado “totalmente autónomo” del Gobierno estatal, incluso, muy por encima del gobierno anterior y hasta el antepasado, y eso, para algunos, la actuación del procurador de justicia debiera darle confianza tanto al ciudadano como al Ejecutivo… pero no.

El pleito que se vive en el Congreso del Estado en contubernio, complicidad, sociedad o como quiera llamarlo, con Gobierno del Estado, para conformar leyes a modo, en este caso, contra el Fiscal General del Estado para poner uno a modo del actual Sistema, lejos de garantizar que el veracruzano espere la aplicación de las Leyes en forma justa y expedita, nos aleja aún más de ello… por supuesto, esto no es nuevo.

No podemos ser omisos a que cuando se crea la figura de la Fiscalía Autónoma, sus recientes titulares, Luis Angel Bravo Contreras y Jorge Winckler Ortiz, de un modo u otro, están ligados estrechamente al Ejecutivo en turno… pero vayamos más atrás, cuando designar al entonces llamado Procurador de Justicia era un privilegio del mandatario estatal, lo que de plano supeditaba el trabajo, acción y operación de la Procuraduría, a las órdenes del número 1 en el estado…

Lo mismo que ocurre a nivel estatal, en este caso en Veracruz, esperamos que no ocurra en el Altiplano con los diez aspirantes a encabezar la Fiscalía General de la República:

Bernardo Bátiz, Luis Manuel Pérez de Acha, Julio Ángel Sabines, Estela Cadena, Lizbeth Padilla, Verónica de Gyves, Ernesto López, Bernardo Jaime González Garza, Marcos Santana Montes y Alejandro Gertz Manero.

Entre estos diez, hay algunos que están estrechamente relacionados con el Pejidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, como es Bernardo Bátiz, quien fue procurador de Justicia en el entonces DF al lado de “ya saben quién”. Aparece Verónica de Gyves, casada con Rafael Guerra Álvarez, abogado de AMLO cuando el proceso de desafuero en el gobierno de Vicente Fox; y el más que obvio, Alejandro Gertz Manero, quien actualmente es el encargado de la PGR, sí, designado por López Obrador.

Habrá que ver la terna que elija el mandatario nacional y a partir de allí se verá qué tan carnal o carnala puede ser el Fiscal lo que derivaría también en qué tan autónoma puede ser la FGR.

Sí, pareciera un cuento de nunca acabar así se le ponga la muletilla de “Autónoma” a la Fiscalía, sea federal o estatal… Al menos en Veracruz, en este momento, lejos de que haya autonomía, hay descoordinación, falta de comunicación y encono, en este caso, por parte del Ejecutivo, lo que obliga a preguntarnos si no será puro cuento eso del respeto a la autonomía…

 

Y aunque a veces suena utópico esto de la Autonomía, hay quienes recuerdan en Veracruz dos casos particulares donde si bien no hubo autonomía por parte de los Procuradores, pues como se dijo, eran designados por el Ejecutivo (el Congreso sólo era un trámite, a veces engorroso, a veces terso), hubo una característica que los hizo destacar: su autoridad moral.

Nos referimos a los maestros Ignacio González Rebolledo y a Pericles Namorado Urrutia, que si no mal se recuerda, el xalapeño llega a finales del gobierno de Patricio Chirinos y el tuxpeño con el gobierno de Miguel Alemán… el respeto que los gobernadores en turno tenían a estos procuradores era tal, que realmente parecían autónomos… bueno, eran otros tiempos, eran otros políticos, eran otros procuradores… hoy, es el Fiscal y Cuitláhuac, así nada más.