Observatorioenlinea

Trepidante empate en el clásico entre Buena Vista y Delfín

Trepidante empate en el clásico entre Buena Vista y Delfín
  • 3-3 el marcador final.
  • Fabro Comi le devolvió la alegría a su equipo y celebró a lo Román

Santiago Tuxtla, Ver.- Dentro de la jornada 10 de la Liga Municipal Olmeca de fútbol soccer se desarrolló el clásico entre Buena Vista y Delfín, dejando como resultado um trepidante empate 3-3 en la cancha “Adolfo Ziener” de la Unidad Deportiva El Palenque, que tuvo una asistencia aceptable de ambas porras.

Los primeros 45 minutos fueron para Buena Vista, que a través de Kyro Vázquez, Jared Coto y del refuerzo Delfín Cruz, vieron los goles y la algarabía de su público asistente. Resaltar la jugada de Jared que dribló a dos en el área para abatir posteriormente al cancerbero Diego Manuel.

Mención grata la actuación de Joseph Pío “Lupillo” bajo el arco, quien evitó en varias ocasiones que el balón entrara a su portería; pieza clave para mantener el invicto ante su acérrimo rival. Raúl Torres colaboró en la elaboración de jugadas de gol con tiros de media distancia, incluso un disparo que fue tapado por el arquero Fredy que entró en la segunda mitad.

Los goles de Delfín fueron obra de Martín Prieto, Juan de Dios Prieto y Fabro Comi, éste último quien había entrado de cambio junto con Martín, para revolucionar al equipo; vio un balón a modo en el área grande donde la defensiva de Buena Vista no pudo contener, Fabro mandó el esférico al fondo de la portería y salir festejando con las manos en las orejas escuchando el grito de gol de sus aficionados, enmudeció por instantes al Palenque al estilo Román.

Buena actuación de Pedro Pío quien acarreó jugada tras jugada para sus delanteros. Hiber Ruiz corrió la predera e hizo su esfuerzo para la causa. Javi Vázquez en el primer tiempo fallaria un penalti pero en la parte complementaria redobló esfuerzos para generar ocasiones de gol por derecha.

Al final de cuentas el resultado deja un grato sabor de boca entre los asistentes, por supuesto que ambos querían el triunfo pero en esta ocasión dividieron honores.