[metaslider id="92654"]

Un grupo de desconocidos derribó el monolito al grito de “Cristo es el rey” y “no queremos extranjeros aquí”

Un grupo de desconocidos derribó el monolito al grito de “Cristo es el rey” y “no queremos extranjeros aquí”

La madrugada de este viernes 4 de diciembre, un grupo de desconocidos compartió un video en vivo en donde se ve aprecia el momento en que derriba el recién descubierto monolito de California y lo reemplazan por una cruz.

Al grito de “Cristo es el rey en este país” y “No queremos extranjeros ilegales de México o del espacio exterior”, los cuatro jóvenes tumbaron el monolito y colocaron una cruz de madera en su lugar. Posteriormente subieron el video transmitido en DLive a la cuenta de Twitter “Culture War Criminal”.

“El monolito era algo único y divertido”

El hecho se registró cerca de la localidad de Atascadero, donde horas antes excursionistas locales informaron sobre la aparición del monolito de unos 3 metros de alto y unos 45 centímetros de ancho. Al respecto, la alcaldesa Heather Moreno dijo que le molestó que los jóvenes “sintieran la necesidad de conducir cinco horas para entrar en su comunidad y destrozar el monolito”.

Esto, porque la aparición de esta estructura representó “algo único y divertido en esta estresante época” de coronavirus. Y es que el monolito de California es similar a los descubiertos anteriormente en el desierto de Red Rock, en Utah, y cerca de la ciudad rumana de Piatra Neamt, cuyo origen aún es desconocido pero supone una distracción.

 

Encuentran monolito metálico en medio del desierto

Lo anterior, porque de las teorías más creativas sobre su naturaleza apuntan a una “superarma alienígena” o a un “dispositivo de la NASA”. Además, el resto de los monolitos han desaparecido igual que como llegaron, en medio de un profundo misterio: el de Utah fue desmontado sin explicación durante la noche del 27 de noviembre por cuatro personas.

En cuanto a su “gemelo”, el de Rumania, este desapareció la semana pasada de manera poco clara. Sobre el último, de California, el material reflectante le daba un brillo fascinante cuando el sol, la sombra y la Cordillera de Santa Lucía convergen en el vector, mientras el prisma redistribuía la luz desde uno de los puntos más altos de Atascadero.

Fuente/EFE