[metaslider id="92654"]

Karina y Raúl mataron a su sobrino, de 4, y lo escondieron en un refrigerador; estarán presos más de 20 años

Karina y Raúl mataron a su sobrino, de 4, y lo escondieron en un refrigerador; estarán presos más de 20 años

De acuerdo con la investigación presentada por la Fiscalía estatal, el cuerpo del menor fue encontrado en un refrigerador hermético envuelto en bolsas negras.

Ciudad de México, 11 de diciembre .– La Fiscalía General del Estado (FGE) de Morelos informó sobre la sentencia a un hombre y una mujer por el asesinato de un menor de 4 años de edad, ocurrido en noviembre de 2018 en el municipio de Jiutepec.

A través de un boletín de prensa, la Fiscalía explicó que en la audiencia de sentencia que se llevó a cabo el 10 de diciembre, el Juez condenó a Raúl Arturo “N” y a Karina Guadalupe “N” por ser responsables del homicidio y ocultamiento del cuerpo de su sobrino menor de edad.

Por ello, Raúl pasará 13 años y cuatro meses en prisión por el delito de homicidio calificado y, por el de ocultamiento de cadáver, 10 años más. En su caso, Karina Guadalupe permanecerá 10 años en prisión y 10 más por ocultar el cuerpo. Ambos pagarán una multa específica y la reparación simbólica del daño causado que asciende a más de dos millones de pesos.

De acuerdo con la investigación presentada por la Fiscalía estatal, a finales de noviembre del 2018, la pareja le quitó la vida al niño golpeándolo en repetidas ocasiones con una manguera hasta que el pequeño dejó de moverse. Luego intentaron prenderle fuego en el patio del domicilio ubicado en la colonia Otilio Montaño, sin embargo, no lo lograron, por lo que escondieron el cuerpo en un refrigerador.

Según los hechos, la hermana de Karina “N” le pidió que cuidara por un tiempo a sus dos hijos, de 4 y 5 años de edad, “ya que ella debía atender otros asuntos que le impedían estar al tanto de los pequeños, luego se fue dejándolos en el lugar”.

 

“Al paso de los días las personas cercanas a la familia dejaron de ver al menor de los hermanos y los cuestionaron sobre su paradero. Ellos argumentaron que la mamá de Raúl Arturo se lo había llevado de vacaciones, pero ante la insistencia de la abuela materna por el desaparecido, cambiaron la versión y dijeron que tres hombres se lo habían arrebatado en calles del centro del municipio y que no denunciaban por miedo a ser culpados”, se lee en el comunicado de la Fiscalía.

La mamá de Karina “N” pudo quedarse un momento a solas con el hermano mayor de la víctima y comenzó a cuestionarlo sobre qué le sucedió al niño, quien fue identificado como “Nachito”. Fue entonces cuando el niño de 5 años de edad “explicó con su lenguaje limitado que Raúl Arturo y Karina Guadalupe golpearon a su hermano con una manguera hasta que dejó de moverse, luego intentaron prenderle fuego en el patio del domicilio, pero, al no lograrlo, echaron el cuerpo a la basura”.

Por ello, la abuela de los menores acudió al Ministerio Público y se inició la investigación en contra de la pareja por la desaparición forzada del menor y resguardó a los tres infantes que aún vivían con ellos. La Policía de Investigación Criminal ejecutó contra ellos una orden de aprehensión.

 

Un matrimonio alertó a la FGE de Morelos que Raúl Arturo “N” y Karina Guadalupe “N” llevaron un refrigerador hermético a su domicilio y les pidieron que lo guardaran. Sin embargo, los ahora detenidos no regresaron por el refrigerador argumentado que se cambiaron de casa y ya no cabía en el nuevo lugar.

“Los servicios periciales hallaron dentro del electrodoméstico el cadáver del menor envuelto en varias bolsas plásticas negras, de este modo la investigación por desaparición forzada mutó a homicidio calificado y ocultamiento de cadáver, delitos por los que fueron sentenciados”, comunicó la dependencia de justicia estatal.

FUENTE/SIN EMBARGO