[metaslider id="92654"]

Le diagnostican COVID-19 y era apendicitis, en el IMSS

Le diagnostican COVID-19 y era apendicitis, en el IMSS

 

Un derechohabiente del IMSS denunció presunta negligencia por parte del personal médico de este instituto, tras ingresar por fiebre y un dolor estomacal, ante lo cual los médicos le diagnosticaron COVID-19 y lo mandaron a confinar, cuando en realidad tenía apendicitis.

El pasado 7 de noviembre Marcos Uriel Hernández Lugo, de 25 años, acudió a la Clínica 71 del IMSS en el Estado de México, con temperatura y un fuerte dolor abdominal, en donde los médicos le dijeron que se trataba de COVID-19 y lo mandaron a resguardarse a su casa con algunos medicamentos.

 

No obstante, el malestar continuó y su familia lo internó en una clínica particular en el Valle de Chalco, donde residen, en donde descartaron que tuviera COVID-19, mediante estudios, los cuales arrojaron que el apéndice ya se le había reventado y le estaba dañando el hígado, por lo cual su familia lo llevó al joven a la clínica del IMSS el pasado 16 de noviembre, en donde esperó durante todo un día que se le asignara una cama, pese a su grave estado.

Posteriormente le practicaron una colostomía, en la que le extrajeron parte de los intestinos, delgado y grueso, encabezando la cirugía un cirujano general y no un gastroenterólogo.

Fuente/ El Comercio