[metaslider id="92654"]

Signos que te dicen que tu dolor de espalda es una emergencia

Signos que te dicen que tu dolor de espalda es una emergencia

Hay algunas cosas a considerar antes de que saques una aspirina y te digas a ti mismo que el dolor que tienes en la espalda no es nada.

Recientemente te lastimaste la espalda

Este es obvio: siempre que te lastimes la espalda, te caigas, estés involucrado en algún accidente automovilístico o que algo te golpeen en la espalda, querrás ver a un profesional.

“Podrías tener una lesión en la columna vertebral”, dice el Dr. Troy Madison, médico de sala de emergencias en el podcast “La sala de emergencias o no”.

“Eso es algo muy serio”. Madison recomienda ir a urgencias. Allí, probablemente necesitarás una radiografía o tomografía computarizada para evaluar la lesión.

Estas perdiendo peso

La pérdida de peso rápida e inexplicable nunca es una buena señal. Y cuando se acompaña de un dolor de espalda, podría ser el signo de un tumor en la columna vertebral.

“Un tumor puede debilitar la vértebra, lo que provoca fracturas y dolor, también puede comprimir la médula espinal o sus ramas, lo que provoca debilidad, incontinencia y muchos otros problemas”, escriben los doctores Christopher Kelly y Marc Eisenberg, en su próximo libro ¿Me estoy muriendo?

Si tienes antecedentes de cáncer o eres un fumador frecuente, obtén una evaluación lo antes posible. Algunos tumores comienzan en la columna vertebral, pero con mayor frecuencia se diseminan desde otra ubicación, como el pulmón, el seno, el riñón y la próstata, lo que hacer que el tratamiento rápido sea aún más crucial.

No puedes controlar tu vejiga

El dolor de espalda combinado con incontinencia de vejiga o intestino, o una sensación de aumento de la debilidad o entumecimiento de las piernas, pelvis y caderas puede ser grave.

“Estos síntomas pueden ser indicativos de síndrome de caudi equina”, escribe el Dr. Syed S. Rahman, de Wesrchester Health, “que generalmente es causado por una compresión severa de todo el saco nervioso en la columna inferior”.

Tu dolor te despierta por la noche

En muchos casos, el dolor de espalda por el uso excesivo, así como el desgaste, se sentirá mejor cuando te dejes descansar. Pero si te despierta constantemente tu dolor, y se ha descartado un terrible colchón, podría ser un signo de algo menos benigno, como un tumor.

Si tu dolor se combina con una pérdida de apetito, fiebre, debilidad o entumecimiento, obtén una evaluación ahora.

También tienes dolor de estomago

El dolor de espalda localizado rara vez migrará al estómago. Sin embargo, el dolor de estómago a menudo se puede sentir en la espalda, lo que significa que tu dolor de espalda podría originarse en el abdomen. ¿Una condición grave a tener en cuenta? Un aneurisma aórtico abdominal.

“El dolor agudo de la parte inferior de la espalda que no sigue un trauma obvio o un movimiento asociado con la aparición del dolor, pude ser un síntoma de un agrandamiento de la aorta (arteria grande) en el abdomen, llamado aneurisma aórtico abdominal”, dice el Dr. Rahman. Si tu dolor es intenso y continuo ve a la sala de emergencias.

Tienes espasmos de espalda y dolor pélvico

Si tu dolor de espalda es menos continuo y, en cambio, tienes espasmos, podrías estar pasando un cálculo renal. Si ese es el caso, también se puede notar un poco de sangre en la orina. Dirígete a la sala de emergencia para que te diagnostiquen y te traten. Es probable que se te administre una vía intravenosa para ayudar a eliminar la piedra.

Tienes osteoporosis

Si tienes osteoporosis y tu dolor de espalda aparece repentinamente, podrías haberte fracturado una vértebra. Las causas comunes pueden ser una caída reciente, levantar algo pesado o incluso una tos violenta.

El dolor debería desaparecer por sí solo, pero si persiste, consulta a un médico; es posible que necesites un procedimiento llamado vertebroplastia en el que se inyecta cemento en la vértebra para fortalecerlo.

Estás experimentando entumecimiento

El hecho de que el daño a la médula espinal podría conducir a una parálisis permanente debería ser suficiente para llegar rápidamente a la sala de emergencias si experimentas dolor de espalda y adormecimiento, especialmente en las piernas. Esta condición a menudo indica una lesión en uno o varios nervios lumbares, escribe FrontlineER.com.

“Las lesiones a estos nervios cruciales pueden causar parálisis total si no se atienden a tiempo” dice. Trátalas lo antes posible.

FUENTE/REVISTA SELECCIÓN