Toque de queda en Francia a las 6 de la tarde desde el sábado

Toque de queda en Francia a las 6 de la tarde desde el sábado

 

  • El primer ministro Jean Castex anuncia las mayores restricciones desde la primavera.

  • Francia vacunará a todo el mundo de riesgo independientemente de la edad.

El primer ministro de Francia ,Jean Castex ha anunciado este jueves que desde el sábado 16 de enero, toda Francia tendrá toque de queda a las 6 de la tarde. Se trata de la medida más restrictiva del gobierno francés en los últimos meses y tras comprobar que la pandemia del coronavirus sigue desbocada. Cada día se contabilizan alrededor de 20.000 nuevos casos de Covid-19, lejos de los 5.000 que esperaba el gobierno a mediados de diciembre, y la presión en los hospitales no se debilita.

En una rueda de prensa junto a los ministros, Olivier Véran (salud), Jean-Michel Blanquer (educación nacional), Bruno Le Maire (economía y finanzas), Elisabeth Borne (trabajo), Roselyne Bachelot (cultura) y Frédérique Vidal (educación superior), Castex ha dicho que la situación es “muy preocupante, aunque la epidemia está “bajo control”. De momento no está previsto el cierre de escuelas, según el ministro de Salud, Olivier Véran.

 

La campaña de vacunación en Francia también va retrasada, aunque el primer ministro cree que en las próximas semanas se incrementará el ritmo de vacunación. Además, Francia ofrecerá la vacuna Covid-19 a las personas de alto riesgo a partir del lunes independientemente de la edad. La medida del toque de queda se mantendrá al menos durante las próximas dos semanas.

Preocupación por la variante británica

Asimismo, el gobierno francés está rastreando el progreso de la variante británica del coronavirus. Según las autoridades se han identificados en múltiples ciudades contagios de esta variante y se estiman varios miles de contagiados. Los viajes desde el Reino Unido han estado muy restringidos desde el 22 de diciembre, pero existe la preocupación de que el virus haya estado circulando en Francia antes de esa fecha. Jean-François Delfraissy, director del Consejo Científico de Francia, se ha declarado “muy preocupado” por la nueva variante.

FUENTE /NIUS